Nos dejamos ir.

No había querido así en toda mi vida. De una forma tan pasional, dramática y agridulce.

No me arrepiento. Porque de no haber vivido todo lo que viví contigo, no tendría la fortaleza que empiezo a tener ahora.

El alejarme de ti es una de las cosas más dolorosas que he tenido que hacer en mi vida. Me dio miedo quererte tanto. Me di cuenta de que estaba mal quererte más a ti que lo que me quería a mi misma.

Te lo advertí, y a mi pesar, muchas más veces de lo necesario.

Me estaba yendo sin quererme ir, y tu falta de respuesta me hizo valiente.

No dijiste nada. A mi se me terminaron las palabras.

Hasta que finalmente nos dejamos ir lentamente.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.