¿Agua u oro?

Dispomible en: http://4.bp.blogspot.com/-nS8HtG9iE74/UAZvOiYglcI/AAAAAAAAAGo/ylGJ8fdnB4E/s1600/peru-intereses-basilisco-oro-agua-tierra_1_998359.jpg

Cuando te encuentres en un desierto originado por la mano inclemente del ser humano contra la naturaleza y sientas en tus entrañas la sed que te quema y aminora tus fuerzas, recapacita. ¿Será que un lingote de oro puede saciar esa necesidad apremiante? No, lógicamente, entonces ¿Por qué la falta de conciencia?, ¿Por qué la falta de amor, de pertenencia por el paraíso que Dios nos dio?, ¿Por qué permitir que las riquezas que hay en nuestros páramos sean explotados por manos extranjeras? Y como recompensa nos dejen la aridez de la inconciencia reflejada en nuestros ecosistemas.

Este es un llamado de dolor de una ambientalista, que ve que sus tierra son saqueadas por pedazos, por la llamada fiebre amarilla, que además es también por la riqueza de todos los minerales y hasta por nuestra agua, que es una de las más dulces y deliciosas del mundo “puede haber agua… por todas partes y ni una gota, para beber, ¡solo piensa en ello!

Nos contaminan nuestras fuentes hídricas con el beneplácito de seres codiciosos, materialistas e irracionales que exponen a nuestros campesinos y los manejan sicológicamente, haciéndolos creer que sin esas actividades anti-naturales no se puede sobrevivir y entonces ellos comienzan y terminan en una cadena de depredación y de degradación de un país mega diverso.

[1]“Los derechos humanos y los derechos de la naturaleza, son dos nombres de la misma dignidad”.

[2]En la medida en que el hombre ha ido aumentando su “poder sobre la naturaleza” y sobre los demás hombres, preocupado por sí mismo, ha ido venciendo sus temores a la naturaleza y con ello el temor a destruir el entorno, actuando siempre movido por las primera necesidades, sin prestar la debida atención a la existencia de leyes del desarrollo tanto natural como social, o en ocasiones tratando de “someterlas” a sus antojos para actuar “libremente”, cuando en verdad la libertad es actuar con conocimiento de causa y en correspondencia con las leyes objetivas del desarrollo.

¿Cuál será el porvenir de nuestras y futuras generaciones?, que les dejamos de tanta riqueza que aún tiene nuestro suelo, por qué permitamos que el mapa físico de nuestra querida Colombia siga cambiando, un día sin aguas territoriales, otro día vendiendo parte de nuestros páramos a entidades foráneas. Si, hacemos historia, desde siempre hemos venido perdiendo riquezas y pedazos de nuestra tierra, ¿pretendemos con nuestro actuar sumiso ver a nuestro país como un cuero envejecido y sin forma? ¡No a la destrucción pasiva de nuestros ecosistemas! Elige si sobrevives en un país árido y sin vida ¿con oro o con agua?

1.2.2.1. Principios de la Convención de Estocolmo.

2. El derecho de equidad intergeneracional de los recursos de la biosfera; esto significa que cada generación debe recibir de la anterior un legado natural y cultural que debe sostener y entregar a las posteriores, teniendo en cuenta las siguientes dimensiones:

A. De la Conservación de las opciones. Toda generación debe conservar equilibradamente el entorno y los recursos naturales para no limitar las posibilidades de futuras generaciones en la satisfacción de sus necesidades.

B. De calidad ambiental. Toda generación debe entregar la tierra por lo menos en las mismas condiciones en que la recibió, por lo tanto debe darle un uso sostenible a los recursos y ecosistemas.

C. De conservación al acceso; toda generación tiene un derecho equitativo de acceso a la oferta ambiental.[3]

La humanidad vive un momento esencial en la historia de su capacidad para diseñar social-mente el modo de vida, y de ello dependerá que pueda sobrevivir como especie en el planeta. La Educación Ambiental es una excelente herramienta que puede ayudar a transformar y convertir a los sujetos en críticos de lo que ocurra en los alrededores.

El hombre en el transcurso de los años se ha convertido en el principal depredador del Medio Ambiente, por tal motivo a él debe prepararse para la comprensión de los principales problemas ecológicos proponiéndole conocimiento científico — técnico que permita desarrollar la conciencia acerca de la necesidad impostergable de proteger el entorno natural.

Por tus venas corre sangre, sin ella no sobrevives, así es el agua para la tierra “vida”, Pero, ¿habrá suficiente para un mundo mucho más poblado?

El agua es imprescindible para la vida en la Tierra. El agua forma parte del cuerpo de todos los seres vivos. El agua es fuente de vida, para mí y ¿para ti?

Por: Ingrid Escobar Quitián


[1] Roberto Rodríguez Saldaña, director de la Unidad Académica de Derecho de la Universidad Autónoma de Guerrero.

[2] Disponible en: http://www.monografias.com/trabajos66/problemas-medioambientales-filosofia/problemas-medioambientales-filosofia2.shtml

[3] Francisco Antonio Perea Velásquez, Abogado Ambientalista.Legislación Básica Ambiental

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.