Susana Gimenez, arquitecta de su mundo.

Un rubio platinado, una camisola de seda natural y una mesa monumental son las figuras dentro de la postal que elige la revista ¡Hola! para presentar a una diva.

Por primera vez, la ex “SHOCK” le abre las puertas de su mansión en Uruguay a los medios.

Con la docencia no ejercida, una hija a los 17 años y varios amores conflictivos en su haber Susana Gimenez, hoy en día y luego de mucho esfuerzo y trabajo, es una de las figuras más reconocida en el mundo del espectáculo argentino.

Se supo enamorar de un Boxeador (Monzón) como de un actor de elite (Darín), pero, en una entrevista con la revista GENTE afirma “el baño, el televisor y el tiempo son solo míos”. Exactamente ese es el espíritu de “La tertulia”

En el este de nuestro país vecino, 1600 metros cuadrados le pertenecen a la Su. La mitad es la casa en sí, y el resto se divide entre espacios verdes, caminos y sus preferidas, las galerías.

Todo lo hizo sola. Empezó a trabajar desde muy chica para mantener a su hija Mecha, y desde entonces nunca paró. Fue modelo, actriz, vedet y conductora. Tiene su propia revista y los domingos a la noche, hace varios años, que la pantalla de Telefé es una de sus tantas casa.

Junto con un arquitecto, planificaron el diseño de La tertulia. Ordenó levantar su rancho en la cima de una colina, donde el suelo es de roca maciza. Cuando quiere algo, no para hasta conseguirlo.

Para hacer la pileta tuvieron que dinamitar la piedra, y con esa misma piedra se hizo la casa. “Como no había forma de llegar hasta allí, se trazaron cinco kilómetros de caminos nuevos. Tampoco tenían servicios, como luz, agua o cloacas: toda la obra se hizo con un grupo electrógeno a gasoil. Cuarenta obreros trabajaron durante un año para construir este fenomenal rancho de montaña, con todas las comodidades de una residencia de lujo, digno de una verdadera diva”, detalla ¡Hola!.

La teoría de que nunca está absolutamente sola, se verifica en cada uno de sus accionares. 4 Suites, pileta y una cocina gigante, son algunas de las cosas que elige Susana para que sus invitados siempre se sientan cómodos. No hay nada que le guste más que compartir todo con sus amigos cercanos.

Marley, Tortonese, Siciliani, y Flor peña son algunos de los famosos que siempre, sumado a su hija, aparecen junto a ella en eventos y fiestas.

Sobre la decoración de la casa, muy fiel a su estilo, Susana cuenta “Casi todo lo importé de los Estados Unidos, donde es más fácil conseguir objetos para el estilo de la casa. Si tengo que definir mi sello, debe ser el mix de cosas: me gusta mezclar colores y texturas, me lo voy imaginando, y eso me sale bien, me gusta”

Es sabido también, que además de este paraíso, ella tiene una casa en Miami, y otra en Uruguay a la que nombró “La mary” haciendo referencia a la película que la llevo al estrellato, y en donde, además, conoció a Monzón, quien se convertiría en su gran amor.

Los materiales que predominan en “la tertulia” son piedra y madera. Dos materiales muy fuertes, que representan a una mujer que consiguió mucho, sola y arrasando con todo, bajo la armadura de una mujer, rubia e inocente.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.