Un rio Espiritual que le dicen “el Tucanito

Cuando el agua caliente toca mi piel en la ducha, mi cerebro trae a mí una de las mejores experiencias personales y espirituales que he encontrado; “El tucanito”, un lugar que para este servidor tiene un significado espiritual. En el que he vivido múltiples experiencias con amigos, conocidos y turistas buena vibra que la vida me ha dado la oportunidad de conocer.

El tucanito está ubicado en La Marina de San Carlos, a unos 15 min de Ciudad Quesada y unos 10 min de Aguas Zarcas en bus. Es insuficiente decir que es un lugar increíble, donde los visitantes pueden tener una experiencia mágica.

Sus aguas termales, su vegetación, la desconexión que hay en este lugar en determinados momentos con el resto de la sociedad, en la que dependiendo de la hora, día y temporada puedes ser incluso la única persona que se encuentra presente en este místico espacio.

Es un rio de agua termal que tiene un acceso privado en el que se cobra entrada, y también tiene un par de accesos clandestinos, que los habitantes y conocedores de la región sabemos su ubicación y forma de orientación en los senderos.

Para este escritor es uno de sus lugares favoritos en el cual se puede tener encuentro de la espiritualidad mediante el consumo del cannabis y la reflexión, por cierto, si eres consumidor de weed, quieres tomarte unos tragos o algo más sin que nadie te moleste, es el lugar perfecto para ti.

Hay mucha gente que incluso se queda a acampar y muchos hemos amanecido metidos en las deliciosas aguas termales del río en verano o en la extremadamente caliente piscina con flujo de agua natural de una vena volcánica que se encuentra en la cercanía del río.

Asimismo, se debe de destacar que cuenta con múltiples posas en las que se puede nadar tranquilamente si se tiene la precaución debida y tiene una genial catarata, de la que incluso se puede saltar y que forma una especie de jacuzzi arriba de esta.

Esta mágica bendición de la naturaleza es un lugar que; si no lo conoces, definitivamente debes ir, y si lo conoces y aprecias tanto como yo.

Deberíamos de pensar en alternativas para conservarlo, incentivar su turismo sustentable y buscar los mecanismos para que sea un patrimonio de la región, puesto que es importante señalar que es una los mejores atractivos que tiene San Carlos y es una lástima que los beneficios de las aguas termales queden concentrados en muy pocas manos.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Isaac Vargas’s story.