¿Qué es la heterocromía?

#WeLovePets #Heterocromia #Ojos

Pocas cosas tan fascinantes como la mirada de un gato. Las enormes pupilas y la fijeza con que un gato puede observarnos es algo que les ha traído más de un disgusto a estos pequeños felinos. Esa mirada única ha sido vista, lamentablemente, como algo típico de brujas o seres malignos de toda clase. En la realidad los verdaderos malignos eran los que tiraban al fuego a los gatos, por suponerlos tan mágicos. Pero de las pocas cosas que son inagotables, la maldad del animal humano es una de ellas. Pero en algunos gatos y algo menos en perros, se puede apreciar algo totalmente diferente.

Veamos de qué se trata

En esos gatos, pocos perros y menos aún animales humanos (es muy raro pero ocurre) se nota la clara diferencia de color de un ojo y el otro. Es una condición en la mayoría de los casos congénita, que se llama heterocromía. El perro o gato que lo padecen, no sufren absolutamente ninguna deficiencia en la visión, lo único es que el iris completo, o un sector el mismo, difieren con el del otro ojo.

También en los perros

En algunas situaciones puede ocurrir que el animal nace con ambos ojos del mismo color, pero luego de alguna enfermedad un sector o todo el iris cambie de color. En algunas razas de perros esto es mucho más común que otras, como por ejemplo en los dálmatas.

Algunas personas lo ven como una falla y no les gustan estas mascotas, pero sin embargo para otras esto es un rasgo de belleza. En este caso, lo que los ojos revelan, es una simple curiosidad.

Fuente: blogmascotas
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.