El equilibrio es un viaje

Encontrar el equlibrio entre:

  • Estrategia y táctica.
  • Conferencias y proyectos.
  • Liderar y mancharte las manos.
  • Vida personal y vida profesional.
  • Viajar y estar en “casa”.
  • Deporte y alimentación.
  • Conexión y desconexión.
  • Intensidad y relax.
  • Familia y amigos.
  • Cualitativo y cuantitativo.

Podría parecer en ocasiones algo frustrante, un desafío o todo un arte.

La batalla por encontrar el equilibrio es un viaje, no un destino. El equilibrio suena menos como platos giratorios y más como pasar tu dedo por el borde de cuencos de cristal parcialmente llenos de líquidos a diferentes profundidades. El canto de cada cuenco emite un sonido único y como resultado, es música para el oído de “cada” uno. Cuando pensamos en la metáfora de los platos giratorios, pensamos en cómo nuestra búsqueda del equilibrio afecta a todos los que nuestro alrededor, así como también nuestra búsqueda de mantener todo girando simultáneamente sin caerse ni romperse.

Volviendo a la metáfora, cuando piensas sobre los cuencos, creas música, la música que te gusta uniendo diferentes sonidos. Y eso es diferente cada vez. La clave es, el equilibrio es un estado de lo que es importante para ti y aquellas personas a tu alrededor en el mismo momento.

Recuerda esto cuando aconsejes a alguien sobre cómo encontrar o recuperar el equilibrio.

Más historias como esta, aquí.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Isra García’s story.