Qué rasgos hacen a alguien un agente del cambio

A menudo quedamos fascinados por gente que cambia las cosas y sobresale. Básicamente personas que consiguen cosas extraordinarias o que se mueven extraordinariamente en situaciones comprometidas.

No es necesario ser famoso o un rockstar para ser un agente del cambio.El cambio está en cada una de las personas que habitan en el mundo.

Un agente del cambio se ve a través de los ojos de quien ve más allá de la influencia, prestigio, premios o popularidad.

  • Hay ciertos patrones que se repiten en los agentes del cambio:
  • No necesitan permiso, crean el suyo propio.
  • Se adueñan de su trabajo y firman su propia voz.
  • Sobreviven en la incertidumbre.
  • No trabajan para todo el mundo.
  • Son atrevidos e intrépidos.
  • Lideran entre la masa.
  • Sobresalen de ellos mismos, no del resto.
  • Buscan extrañas maneras de pensar y actuar.
  • Cómo potenciar tus patrones de agente del cambio

No encajes, sobresal.

Frecuentemente, buscamos similaridades en un esfuerzo por encajar en el trabajo, con la familia, con los padres de tu novia, en el club de marketing o el el equipo de baloncesto. Sin embargo, un agente del cambio se hace a si mismo cuando aceptar sus diferencias.

Una vez encuentres aquello que te hace diferente, concéntrate en ello. Para ser un agente del cambio no necesitas cambiar quien eres, necesitas llegar a ser más quien eres tú.

Rescata tu estado único

A estas alturas deberías conocer tus fortalezas, pero en un entorno cada día más demandante y afilado, una fortaleza se vuelve un estándar, lo cual te empuja a ir más allá. En lugar de potenciar tus fortalezas, buscas y mejora en aquella única habilidad que podría hacerte único.

No busques en tu especialización profesional o habilidad como orador público. Céntrate en por ejemplo, tu capacidad para ilusionarte e ilusionar a las personas de tu alrededor, tanto que puedas alinear a tu entorno bajo esa ilusión — misión.

Llegados a cierto punto, todo el mundo puede escribir, dará una charla o ser consultor. Lo que quizás no todo el mundo pueda hacer es hacerlo de manera que proporciones perspectivas totalmente nuevas, divertidas y disruptivas.

Moldea tu esencia

Cuando cambias las cosas de tu alrededor (incluido a ti mismo), el mundo quiere más de ti. Esto sucede en todos los ámbitos de la vida. Si puedes aprender pronto a articular esa habilidad para revolucionar tu trabajo, sobresaldrás increíblemente.

Cada cosa que dices o haces crea lo que eres tú, cada acción, palabra y resultado. Acompaña esto de elementos como marca, colores, tipos o slogans que completen el círculo de lo que transmites. No hablo de una cita famosa, hablo de un tipo de comunicación que pueda englobar toda tu esencia a su alrededor.

Más historias como esta, aquí.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Isra García’s story.