Contenido: Cómo crearlo

Iván Ramos
Jan 5, 2019 · 9 min read

Dos de las preguntas más difíciles de responder son las de qué contenido debo crear y cómo puedo crearlo.

Ya sea que estés pensando en crear una marca personal o emprender un negocio en internet, el contenido es la clave de todo.

Photo by Jason Rosewell on Unsplash

Contexto

Este tema fue sugerido por la señorita @_beggie_ en respuesta a este tuit que publiqué ayer:

Así que si quieres leer de algún tema en particular, ya sabes qué hacer.


La forma en la que este artículo está redactado es por niveles de profundización, es decir, voy desde afuera hacia adentro.

Así que probablemente sentirás que voy al revés y sí, pero es intencional y mi objetivo es que interiorices que esto de crear contenido es increíble.

Léelo y dime al final si acaso no fue más interesante y claro desarrollarlo así.

Empecemos por definir qué es contenido: Contenido es todo lo que comunicas.

No hay más nada qué decir al respecto.

La forma y el fondo de crear contenidos

La forma es el cómo va a ser materializado tu contenido (formatos) y el fondo es qué contenido vas a crear (mensaje).

Empecemos por hablar de la forma.

Formatos de contenido

En internet existen 4 formatos básicos para la creación de contenidos: Texto escrito, imágenes, audio y vídeo.

Formatos base de contenido por plataformas

La naturaleza de cada plataforma o red social te dice por defecto cuál es el formato ideal para tu contenido.

Un blog tiene como formato base el texto escrito, sin embargo puedes adjuntar imágenes, vídeos e incluso podcast en tus artículos.

Instagram tiene como formato base las imágenes e ilustraciones y los vídeos de corta duración (1 minuto máximo), sin embargo puedes incluir textos cortos en tus imágenes y un poco más largos en las descripciones de las mismas.

Twitter, Facebook y LinkedIn tienen como formato base el texto escrito, sin embargo puedes incluir los demás formatos también.

SoundCloud por ejemplo tiene como formato base el audio, es decir, podcast y canciones y YouTube el vídeo que también puede incluir vídeos de canciones.

Cuatro recomendaciones para tener en cuenta

Escribe todo y saca todo de tu sistema

Al principio tendrás muy pocas ideas o creerás tener muchas. La idea es que te enfoques en sacar todo de tu sistema escribiéndolo en algún lugar.

Yo soy de escribir mucho a mano, por eso tengo muchos cuadernos, pero cualquier lugar (una aplicación para tomar notas o un documento de word o de Google por ejemplo) es preciso para escribir.

Escribe todo, saca todo de tu sistema y luego decides en qué formato vas a colocarlo, así no solo harás lugar a nuevas ideas sino que también vas ejecutando y entendiendo tu propia forma de pensar y redactar.

En serio, escribe

Redactar es la base de todo y es de hecho el formato más fácil de ejecutar pero al mismo tiempo el más complejo de aprender.

Tu redacción mejorará sólo con mucha práctica y sin embargo nunca será perfecta.

Al principio escribirás como “crees” que hay que escribir y con el tiempo irás incluyendo tu propio tono a tu redacción lo cual la hará cada vez más única.

Así como cuando me lees a mí y sientes que estamos conversando.

Sucede que no estás leyendo Wikipedia, es mi blog. :)

El formato de Podcast está creciendo

En la audiencia de habla hispana hay todo un mercado al respecto, pocos, pero muy pocos están creando podcast.

Sin embargo, tiene un futuro prometedor al punto que muchos YouTubers de alto reconocimiento están creando programas de radio para incursionar en el tema y graban la creación de su podcast en vídeo para no descuidar su canal.

Se me hace una combinación de formatos y una manera de reutilizar el contenido increíble.

Que los formatos no te detengan

Si decides por ejemplo crear contenido en formato de vídeo ten claro que primero tendrás que redactar el guión de lo que comunicarás y que crear vídeos exige algunos componentes visuales más complejos que, por ejemplo, los componentes que exige el texto.

Entre ellos: Fondo, vestuario, tono y volumen de la voz, gesticulación, en fin.

Es decir, yo puedo redactar sin haber tomado un baño pero no puedo grabar un vídeo así, por ejemplo, o bueno, sí podría, pero no me llama mucho la atención la idea. Por ahora.

Que el formato no te detenga puesto que necesitas lanzar tu contenido rápido para empezar a validar qué es lo que mejor te funciona y eso no te corresponde decidirlo a ti sino a tu audiencia.

Más adelante hablaremos en profundidad de esto.

Estos son los formatos que existen para crear contenidos y de paso el panorama que encontrarás en cada plataforma y red social en la que quieras compartir tu contenido.

A partir de aquí entramos a profundizar en mi parte favorita; el fondo.

Fondo: Mensaje a comunicar

Esta es quizá la parte más importante y de hecho más difícil: Tener el día uno.

Bien sea porque no tengamos ideas o porque tenemos muchas y no sabemos cómo empezar a ejecutar, estas son mis recomendaciones:

1. Define tus líneas temáticas

En mi caso yo manejo las líneas temáticas de ventas, marca personal, redes sociales y pronto emprendimiento.

Todo lo que se me ocurra a diario que pueda ser de valor y que esté relacionado con esas líneas temáticas será abordado en mi blog.

Teniendo claro cuáles son tus líneas temáticas ahora solo debes poner tus mensajes en un formato y listo.

Cómo definir tus líneas temáticas

Es muy fácil.

Teniendo claro cuál es tu objetivo al crear tu marca personal o tu proyecto de emprendimiento y la temática del mismo responde a la siguiente pregunta:

¿Qué contenido crees que se espera de ti?

Es decir, si quieres crear una marca personal como viajero, ¿qué contenido crees que se espera de ti?

Si quieres crear un emprendimiento para vender zapatos, ¿qué contenido crees que se espera de ti?

Ahora solo debes crear contenido de esas líneas temáticas cuidando que sea de contenido de valor.

Qué es contenido de valor

Contenido de valor es todo contenido que se trata de un cómo.

Cuando le enseñas algo a alguien, le estás compartiendo el cómo hacerlo desde tu experiencia al respecto, así como yo en este momento te estoy compartiendo un artículo de cómo crear contenido desde mi experiencia.

Contenido de valor también es aquel que informa, educa, entretiene, te lleva a tomar alguna acción, etcétera.

Pero para mí, el contenido de valor es aquel que se trata de un cómo, de una perspectiva diferente que hace que algo sea más fácil para mí.

No tienes que ser un experto

Tienes una pasión, una que quieres convertir en algo tangible, una marca personal o emprendimiento, ¿no?

¡Genial! Ahora ponte a aprender, investiga mucho, ejecuta al máximo respecto a esa pasión y documenta lo que resultó.

Esa pasión puede ser tu empleo, tu carrera profesional o un hobby que te encantaría compartir con el mundo, cantar, dibujar, tocar un instrumento o vender relojes.

No seas perfeccionista

No estoy en contra de que te esfuerces por generar contenido de calidad, pero que eso no sea una excusa para no ejecutar.

El perfeccionismo, en este caso, es dar demasiado valor a la opinión de alguien más. ¡Ejecuta!

2. Define los objetivos de tu contenido

Esta es la parte más importante del cómo crear contenido, entender para qué lo creas.

Yo creo contenido con el objetivo de compartir mis conocimientos para empezar a generar un reconocimiento de mi marca y que eso me sirva para participar en más eventos para este 2019.

Tu objetivo puede ser vender, informar, entretener, etcétera.

Todo se vale.

Pero que tenga un objetivo alineado a lo que se espera de ti teniendo en cuenta que lo que quieres es materializar esa pasión que te consume.

Esta es mi filosofía: Si no tiene un objetivo, no vale la pena compartirlo.

Cuida tu contenido comercial

Contenido comercial es aquel cuyo único objetivo es vender.

Este contenido es el de más cuidado, si es demasiado directo y solo compartes de este contenido, tu audiencia se alejará de ti con el tiempo.

A la gente le gusta sentir que compra y no que les venden cosas.

Trata de incluir contenido que enseñe algo, que informe, que genere entretenimiento, no siempre te dediques a vender.

Dedica un porcentaje de tu contenido a un objetivo comercial, algunos sugieren el 20%, otros el 40%, etcétera.

Decídelo tú y haz tus propias pruebas.

Haz llamados a la acción

Aunque no siempre vas a vender, haz llamados a la acción.

El contenido se hace de valor cuando te sirve para algo, dile a tu audiencia para qué le sirve.

Por ejemplo:

No sobreestimes la ejecución

Es un problema enorme en esto de crear contenidos, sobreestimar la ejecución al punto de quedarse en la etapa de planeación y no lanzar hasta creer que se está completamente seguro de que será el mejor puto contenido de la historia.

Noticias: No sabrás si lo es si no lo lanzas.

Escribí esto en un artículo que lancé hace unos días:

Pienso que la ejecución cero es solo producto de sobreestimar la ejecución.

Todo empieza por la siguiente frase: “Cuando sepa que saldrá tan perfecto como yo quiero lo haré, por ahora me dedicaré a trazar un plan milimetrado”.

En ese punto planeas, planeas y planeas al punto de que tus expectativas de resultados crecen, crecen y crecen.

Tus expectativas de resultados están ahora tan altas que te paralizas y decides no mover un solo dedo hasta no tener la plena seguridad de que los resultados serán iguales o mejores de lo que esperas.

Te recomendaría enormemente que vayas a leerlo, te lo dejo por aquí.

Este es un ejemplo de llamado a la acción que trasciende, pero también puedes usar esos de “da like, comparte, suscríbete, etcétera”.

Pienso que estamos en 2019, las personas ya sabemos qué acciones tomar si algo nos gustó mucho en redes sociales.

Ya hemos hecho virales contenidos antes.

Pero eso será tema de otro artículo.

3 ideas de fuentes de inspiración para crear contenido

Una de las cosas más difíciles es crear contenido desde cero, de la nada y sentarse a pensar en qué crear no es ideal.

Gary Vaynerchuk suele hablar del siguiente concepto (primera idea):

Documentar VS Crear

Y vaya que tiene razón.

Documentar es implícitamente contar una historia, tu historia.

Las cosas que aprendes en tu día a día (profesionalmente hablando o como negocio) son la mejor fuente de inspiración para crear contenido.

Observa tu día a día y verás cuántas ideas y aprendizajes tienes a lo largo de ellos que estás dejando de comunicar.

No menosprecies tus ideas, compártelas.

Escríbelas para que no se te olviden porque a lo mejor estás ocupado y luego ponte a desarrollarlas y finalmente compártela.

Otra fuente importante de inspiración para crear contenidos son las comunidades (segunda idea).

Únete a grupos de tu temática o relacionadas, lee y participa en foros, Quora es excelente.

Observa lo que se está diciendo, lee y entiende qué conversaciones están sucediendo en ese entorno para tener ideas de qué está buscando aprender esa audiencia y crea contenido al respecto.

Luego de crearlo compártelo allí mismo.

Quienes estén buscando aprender eso lo consumirán inmediatamente y hay muchas probabilidades de que quieran aprender más al respecto, te seguirán, te escribirán un mensaje y así empezarás a participar en una comunidad y potencialmente a crear una propia.

Así estás creando contenido desde lo que el mercado necesita y no solo desde lo que tú quieres comunicar.

Y la última fuente de inspiración es tu comunidad.

Si vas a empezar desde cero muy seguramente no tendrás una audiencia que interactúe con tu contenido.

Pero a medida que vayas creando una, enfócate en crear conversaciones con ellos para que a través de los comentarios que hagan te den la pauta de qué debes crear a continuación.

Puedes ser directo y preguntarlo — como lo hice yo — o puedes leer entre líneas lo que te dicen y tratar de entender lo que necesitan realmente.

Dejé esto de último pero déjame decirte que esta es la más importante fuente de inspiración para crear contenido, jugar a tratar de crear conversaciones debe ser tu foco principal.

Te dejo un artículo que escribí ayer acerca de lo que se trata el juego de crear conversaciones aplicado a Instagram, pero que puedes aplicar a cualquier red social, por aquí.


¿Tienes alguna pregunta, sugerencia o algo que me quieras compartir?

Me encantará leerte y conversar contigo en los comentarios.

También podemos seguir la conversación en Twitter aquí.

Y por favor únete a la lista de suscriptores del blog aquí.

Gracias por leer.

Abrazo grande, Iván.

Iván Ramos

Written by

SEO Consultant. Business doesn’t need likes on social media, it needs sales. I build blazing-SEO websites and strategies to increase web traffic and sales.

More From Medium

Also tagged Content Marketing

Top on Medium

Ed Yong
Mar 25 · 22 min read

22K

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade