Engagement no genera ventas

Ya pasó el tiempo en el que el éxito de una campaña se medía por likes, shares y comments. Las redes sociales han evolucionado hasta llegar a ser una verdadera vitrina para las marcas. Porque las marcas están en redes sociales para vender y no para ver qué aceptación tienen. Es decir, es genial que la audiencia comparta un contenido. Sin embargo, Facebook ha realizado estudios que arrojan que las personas interactúan con un promedio de 80 marcas, pero no las recuerdan y obviamente no las consumen.

“Interactuar con una marca no es sinónimo de comprarla”

Entonces muchos autodenominados expertos dicen que el primer paso es que haya shares o likes para luego vender, pero en realidad es debatible. Facebook es una red de descubrimiento (diferente a Google que es transaccional), en la que las personas están viendo fotos de sus amigos y leyendo mensajes. Interactuar con una marca se vuelve algo emotivo pero no necesariamente genera recordación. Las marcas deben aprovechar los objetivos de las diferentes plataformas para crear un verdadero ROI (Return of Investment) de la inversión.

En Facebook los objetivos de campaña se distribuyen de la siguiente forma:

  • Reconocimiento: los objetivos que generan interés en tu producto o servicio.Llega a las personas con más probabilidades de prestar atención a tus anuncios y mejorar el reconocimiento de tu marca.

¿Qué plataformas admiten el objetivo de reconocimiento de marca?

  • Facebook
  • Instagram

¿Qué formatos de anuncio puedo elegir con el objetivo de reconocimiento de marca?

  • Imagen única
  • Video único
  • Secuencia
  • Presentación

La clave para pautar en Facebook es entender la lógica del embudo para que la pauta publicitaria siga el proceso de reconocimiento de marca, consideración (pensar en el producto), conversión (venta) y evangelización de la marca, que es el punto más poderoso.

  • Consideración: los objetivos que ayudan a que las personas empiecen a pensar en tu negocio y busquen más información sobre este. En esta etapa es clave medir:
  • Tráfico: aumenta el número de visitas a tu sitio web
  • Instalaciones de la aplicación: descargas de la app
  • Interacción: puede ser likes, aunque yo prefiero la opción para solicitar una promoción
  • Reproducciones de video: tu video tiene que tener el formato que se adapte a Facebook y cuente una historia. Este es un ejemplo de un video que era para TV y se reutilizó en Facebook con otro formato para generar posicionamiento de marca:
  • Generación de clientes potenciales: Recopila información de clientes potenciales, como direcciones de correo electrónico, de personas interesadas en tu negocio.
  • Conversiones: los objetivos que animan a las personas interesadas en tu negocio a comprar o utilizar tu producto o servicio. Para medir se usa el píxel de Facebook o los eventos de la aplicación.
  • ¿Qué plataformas admiten el objetivo de conversiones?
  • Facebook
  • Instagram
  • Audience Network
  • Messenger

El objetivo de este texto es entender por qué el engagement ya está pasado de moda y en realidad no genera ventas. Es difícil conversar con un cliente que quiere likes, cuando las diferentes plataformas tienen objetivo de ventas claros y convierten a visitantes en clientes.

Si estuviéramos en el mundo offline es como tener una tienda bonita y bien decorada, que tiene un cambio de vitrina cada día se sirven cupackes. Entran muchas personas, disfrutan, comparten con amigos, pero las ventas no suben, entonces algo está pasando. En el mundo online ocurre lo mismo y es necesario entender a estas plataformas como lugares para obtener ventas.

Es igual en Google. SEO no es una estrategia de vanidad sino una forma de incrementar tráfico y con una página bien hecha (que convierta) se mejoran las conversiones y hay más oportunidades de venta. Si quieres saber más sobre SEO puedes leer: errores que estás cometiendo en indexación.

El engagement ha muerto, porque los likes, shares y comments no valen de nada si no hay una venta. Es cierto, que la compra requiere un proceso, pero la clave es que los estrategas de marca usan los diferentes objetivos de campaña para vender. Hay que pensar más en leads y menos en likes.