El editor en 2038

Considero que en los próximos 20 años la inteligencia artificial se adaptará y tomará las riendas de muchas industrias comerciales, en este caso de la industria editorial. En relación al contexto social, nos veo como en la película Her, del director Spike Jonze y el actor Joaquin Phoenix. Que además de que podamos generar un cierto tipo de relación, que no estoy diciendo que es bueno (no me estoy yendo a a esa parte de la película), con nuestro sistema operativo y que dependamos de él para realizar, en este caso, el arte que implica editar.

Tal y como lo argumenta Michael Bahskar en su libro, La maquina del contenido, “La sociedad de redes está cambiando de manera fundamental nuestras comunicaciones al crear auto-comunicación de masas y convergencia, un fenómeno en el que todos los medios confluyen en un sistema digital”. Ahora, teniendo un sistema operativo, con tecnología casi ilimitada, que te pueda asistir para crear un escrito suena bastante viable para mí.

En relación a la desmaterialización del contenido, considero que la percepción del valor se afectará de manera drástica. Así pues, esto es sólo una suposición; ojalá y siga existiendo el proceso de materialización de contenidos ya que brinda, en mi humilde opinión, una experiencia más gratificante.