Costo y valor del m2

Usualmente tratamos a los bienes raíces como un producto cualquiera y asumimos que oferta y demanda determinan su precio de mercado.

Pero si vemos calles como González Suárez o República de El Salvador que han multiplicado su área vendible en miles de m2, encontramos que la mayor oferta no ha reducido el precio. Un poco más lejos, los edificios con apartamentos de lujo en Londres, Nueva York o el waterfront de Miami presentan situaciones similares.

Mi hipótesis es que el valor de esas unidades tiene un componente que aumenta la demanda hasta hacer prácticamente irrelevante la oferta. Es decir que no importa cuántos m2 construyamos en ciertas zonas, el precio no baja porque el valor lo dan la calidad urbana, las amenidades, la oferta social y económica y otros factores de calidad de vida.

Habrá que medirlo pero dejo la idea flotando.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Jaime Izurieta Varea’s story.