Payasos en Navidad

Ahora que se acerca la navidad y comienzan los preparativos en las oficinas, las reuniones de fin de año, las personas juegan el amigo secreto y comenzamos a pensar en los aguinaldos para los que tienen hijos, comienza la nostalgia pre-navideña.

Acabo de recordar un día mágico. Tengo 8 quizá 10 años pero no más. Algo como la edad de mi hijo menor Jose Carlos. Mi mamá llega a casa y me dice que en su oficina están organizando un evento especial para los hijos de todos los empleados.

Mi mamá me cuenta emocionada que me voy a divertir mucho, pero que ella no me puede acompañar porque le toca trabajar. En ese momento siento mucha pena, porque sé que mi papá tampoco podrá acompañarme. Justo cuando comienza la pena, me dice que no me preocupe porque ha conversado con mi tía Eliana y que ella me va a llevar.

Llega el día mágico y vamos en un carro.. yo voy atrás y no sé si es un taxi pero voy super emocionado, haciendo bromas porque siempre he sido un bromista. Llegamos a un auditorio. Nos toca ver desde el mezzanine, hay un show con Payasos. Van haciendo sorteos y también van llamando por edades a los niños.

Me toca mi turno y me regalan algo. Recuerdo es un paquete, no sé si es una pelota, no sé ya qué es.. solo recuerdo que me retan a bailar y yo me pongo a bailar con los payasos. Es muy divertido!! la música suena y doy vueltas y todo es brillante y los colores son lindos.

Luego en mis recuerdos acaba el Show y mi tía Eliana está riéndose mucho porque creo que yo fui más payaso que el payaso.

Finaliza todo este recuerdo con que la navidad son momentos. Esos momentos son los verdaderos regalos. No recuerdo el regalo que me dieron ese día. Pero sí recuerdo todas esas emociones y lo muy bien que me la estoy pasando en ese momento.

Creo que cuando me toque morir les voy a entregar a todos una carta que diga que no hay ningún problema, porque estoy viviendo en el año 1981 y que solo necesitan un Delorean para regresar y encontrarme.

Like what you read? Give Javier Albarracín V. a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.