¿Hasta qué punto el lenguaje sencillo, preciso y humilde de Warren Buffet lo hace mejor inversor?

Gracias GurusBlog por traernos la carta de Warren Buffett a los inversores de Berkshire Hathaway 2016.

A mí me gustaría mostrar mi foco de lectura de esa carta. Y la divido en varios trozos.

1.- Buffet siempre escribe de forma muy sencilla.

Una de las cabezas pensantes de una empresa que tiene un valor de 27.500 millones de dólares. Que ha logrado pasar de 19 dólares la acciones a 172.108 dólares en 5 décadas. Esa cabeza pensante:

a.- Escribe de forma ordenada, sujeto verbo y predicado.

b.- Deja los tecnicismos para otros.

c.- Transmite sabiduría por su sencillez y por la forma en la que muestra los resultados.

Usa expresiones magníficas:

Cómo mayordomos que somos del capital de la compañía…”;

no tenemos un plan mágico para aumentar los beneficios salvo soñar a los grande y estar mentalmente y financieramente preparados para actuar rápidamente cuando se nos presenten las oportunidades”

“Resumiendo prefiero tener que sufrir una colonoscopia que emitir nuevas acciones de Berkshire.”

Es habitual que cada década aparezcan negros nubarrones en el cielo económico y durante un breve periodo de tiempo llueva oro. Cuando esto ocurre es imperativo que salgamos fuera llevando cubos y no cucharillas

Sus frases son cortas. Explica los motivos por los cuales invirtió, y también los motivos por lo que salieron mal las cosas; por eso descubro que:

2.- Waffen Buffet no tiene miedo a decir que pagó 400 millones por algo que valía cero…¡y hay más!

Y encima los pagó en acciones (no en dinero en efectivo) y las acciones con las que pagó ahora valen 6.000 millones de dólares. Pedazo cagada, y así sin más la dice. Humildad y sesgos controlados. Otros en este contexto estarían creando todo un mecanismo de story telling para crear una empresa Zombie (que no valga cero, ¡por dios!, agrandar el problema, porque estas empresas se endeudan más y más y es casi un milagro salvarlas, pero mientras el ego queda menos dolido). Buffet tiene el ego entrenado, y controlado. Parece que le ayuda a visionar buenas oportunidades y aprender bastante rápido de las cagadas.

3.- Asumámoslo, no te fíes de un economista para invertir en bolsa.

Buffet dice: “En los próximos años, ocasionalmente tendremos alguna caída importante en los mercados, incluso pánicos bursátiles que afectarán a todas las acciones. Nadie sabe cuando estos momentos traumáticos sucederán, ni yo ni Charlie ni los economistas ni los medios. Cómo bien describe Meg McConnell de la New York Fed ‘Gastamos mucho tiempo midiendo el riesgo sistemático, pero la verdad es que más que encontrarlo nosotros nos suele encontrar él a nosotros’. Durante estos momentos de pánico hay dos cosas que no deberíamos olvidar.

  1. Cómo inversor el pánico generalizado es tu amigo, porque te permite comprar activos con descuento.
  2. El miedo personal es tu enemigo. Los inversores que evitan costes innecesarios y simplemente permanecen invertidos por largos periodos de tiempo con una cartera diversificada de grandes empresas bien financiadas tendrán buenas rentabilidades casi con total seguridad”

En Sintetia ya explicamos que los economistas no somos los mejores en predecir qué va a pasar en los mercados. Puedes leer el artículo de Andrés Alonso.

Por cierto, si analizas los textos, reflexiones y las cosas que está haciendo Bill Gates, verás que sigue el camino de su gran amigo Warren. Creo que Gates tiene una lucidez intelectual impresionante. Es capaz de hacer planteamientos muy disruptivos para resolver problemas complejos, y no, no me refiero a software sino a todo lo que está planteando desde su fundación.

Y por último, tras mostrar que Buffet es un tipo listo, humilde, que escribe y piensa bien (¿ves cómo existe una correlación entre inteligencia y cómo escribes?) os dejo con los 13 principios del inversor afortunado que me ofreció Carlos Torres, en la entrevista que le hice tras la publicación de su libro.

1.- Un inversor afortunado es un inversor que toma decisiones afortunadas. Una decisión afortunada no necesariamente es aquella que sale bien sino aquella que tiene elevadas probabilidades de salir bien, incluso aunque no salga bien.

2.- La suerte solo puede existir en un contexto de incertidumbre.

3.- Cuando la prioridad es la seguridad, se puede acabar comprando un producto diseñado para parecer seguro.

4.- El riesgo cero da una suerte cero pero el riesgo excesivo da una suerte negativa. Los activos más rentables suelen tener un riesgo moderado.

5.- Lo importante es la probabilidad de ganar. Si uno se concentra en el premio se olvida de lo primero.

6.- Diversificar permite reducir el riesgo y aumentar la probabilidad de que una de nuestras elecciones tenga un resultado excepcional. Pero hacerlo en exceso es dispersarse, no diversificar.

7.- La apuesta por la calidad es la más segura. Por eso la verdadera apuesta por la seguridad consiste en centrarse en la calidad.

8.- Con la misma cantidad de dinero, uno puede invertir en lo mejor o en lo peor. Tener buena o mala suerte cuesta exactamente lo mismo.

9.- Concentrarse en los mejores activos da acceso a un universo donde el potencial de las cosas positivas es muy superior al potencial de las cosas negativas.

10.- Comprar activos de calidad en situación de incertidumbre es la mejor de las alternativas posibles. Pero no hay que confundirlo con comprar activos de calidad deteriorada.

11.- Dejar crecer los aciertos acaba por eclipsar los errores.

12.- Invertir de forma regular en los buenos y en los malos tiempos da un resultado casi tan bueno como saber qué va a ocurrir en el futuro.

13.- El inversor afortunado no es supersticioso. Sabe que la suerte no es algo que viene de fuera sino que se origina en la toma de decisiones.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Javier García’s story.