Sobre las lucecitas de Amsterdam…

No les voy a mentir, no soy experto en iluminar espacios públicos. No soy experto en urbanismo, apropiación del espacio público o en arquitectura. Lo que sí he hecho bastante es correr en Av. Amsterdam.

De mayo de 2015 le he dado al rededor de 130 vueltas al circuito. Se dice rápido pero son más de 250 kilómetros. De ayer a hoy el lío en boca de todos (por todos me refiero a los que vivimos en la burbuja Roma/Condechi, una disculpa por lo parroquiano del concepto) ha sido que Nike instaló leds en el camellón de Av. Amsterdam.

¿Necesitaba luz el camellón? No, le urgía.

¿Los leds de Nike son la mejor inversión para iluminar el camellón? Al parecer no, Arquine calcula que se gastaron 2 millones de pesos. Pero momento, ese dinero no salió de tus y mis impuestos. Si no es dinero público a ti y a mi no nos debe quitar el sueño si Nike invierte mal su dinero.

¿Y si lo que necesitaba Amsterdam era que arreglaran las lámparas por qué no lo hizo Nike? Sigue la burra al trigo, la responsabilidad es de la Delegación no de Nike.

¿Entonces que quiten los leds? No. Los leds no son la mejor inversión, pero para fines prácticos son gratis ya que no fueron pagados por los beneficiarios. y antes que digan que no sirven, vayan y veánlos. Sí sirven.

Dejen de reclamarle a Nike y dirijan sus quejas a la Delegación Cuauhtémoc. Cuando todas las luces funcionen en Amsterdam y ya no parezca boca de lobo en las noches ni se van a dar cuenta que están los leds.

No soy en experto en Lighting Design pero sí en correr en Amsterdam y desde ese ángulo, bienvenidas los foquitos de congal.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.