B, una película que podría alterar las elecciones

Ayer fui a ver B, una película financiada con las donaciones de seiscientas personas, que sólo se exhibe en una decena de cines independientes y que me tuvo el corazón en un puño durante hora y media.

Es difícil anticipar el resultado que tendrá en nosotros y sobre todo las sensaciones que nos causará una película como B porque es un género inexistente en España hasta ahora, se trata de la teatralización de la transcripción del interrogatorio del Juez Ruz a Bárcenas.

No se sale ni una sola palabra de lo que sucedió cuando Bárcenas se retractó de todas sus declaraciones anteriores y contó la contabilidad B del Partido Popular. Todo sucede en una sala provisional de la Audiencia, se dice palabra por palabra lo que se registró en video, pero es estremecedor; por momentos provoca risa, tensión, miedo,…

Se trata de y un nuevo género cinematográfico parecido al documental pero con una enorme pegada, simplemente imagino que su director leyó la transcripción del interrogatorio y dijo: esto da para una película; película, y esto lo agrego yo, que como cayera manos por ejemplo de la Sexta y esta cadena tuviera el valor de emitirla a las diez de la noche un sábado antes de las elecciones generales estoy seguro que cambiaría el voto de mucha gente, como ya lo cambió el atentado del 11 de marzo.

Porque no es lo mismo saber la verdad que verla.