La épica de ser feliz
Martí Rodríguez Vidal
31

Bravo, muy buen trabajo.

Supongo que al final aquí tenemos al verdadero Martí, un enamorado del amor. Por una vez muestras ese corazón que tratas de ocultar a través de tus críticas brutales y tu verborrea futbolística.

Si me permites la osadía de añadir un pequeño apunte a tu brillante texto te diría una frase para que reflexiones, “el amor es un sentimiento egoísta, amamos lo que somos con esa persona”.

Estaré atento al siguiente texto.

PD: Me he creado esto solamente para ponerte un comentario, así que valóralo.

Like what you read? Give Javier Ferrín Pérez a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.