¿Por qué las predicciones del tiempo fallan?

Fallas más que el hombre del tiempo.

Pues la verdad es que no lo hacen tan mal. Las predicciones del tiempo fallan porque es un sistema caótico. Eso no significa que no podamos hacer predicciones a corto plazo, solo que a largo plazo fallamos siempre, y por mucha información y aparatos que tengamos nunca vamos a poder hacer predicciones a más de 14 días.

¿Qué pasaría si tuvieramos todos los datos de la atmósfera, un modelo completo y un ordenador capaz de simular todos los datos? Que seguiríamos fallando. Imaginémosnos que con solo medir la humedad y el viento en un sitio podemos saber si va a hacer sol, estar nublado o llover al día siguiente. Pues este sería nuestro resultado (Figura 1), para cada punto de humedad y viento tenemos que al día siguiente va a hacer sol si el punto es blanco, va a estar nublado si es gris o va a llover si es negro. Porque nuestras medidas son reales e incompletas tienen un pequeño margen de error, por ejemplo el cuadrado azul.

Figura 1. Adaptado de Kathleen T. Alligood, Tim D. Sauer, James A. Yorke-Chaos-Springer (1996)

Pues podemos decir que va a estar nublado o llover, pero no podemos estar muy seguros.

Pero ahora tenemos nuestra idea de genio. Hagamos la medida más exacta y entonces sabremos si va a llover o no. Esto es lo que ocurre cuando hacemos zoom (Figura 2).

Adaptado de Kathleen T. Alligood, Tim D. Sauer, James A. Yorke-Chaos-Springer (1996)

Que seguimos sin tener ni idea y decimos que posiblemente vaya a estar nublado. La palabra que define estas imágenes es fractal. Y por más hacer zoom esto sigue así. Si desviaciones minúsculas hacen que tu predicción cambie completamente, probablemente estés en un sistema caótico. Y entonces puedes tener tu fractal y hacer videos como este.

Ahora añadámosle 100 variables más y ya tenemos nuestro sistema del tiempo. Lo impresionante es que acertemos con la mayor parte de las predicciones. Aquí os dejo una página que te permite comparar predicciones.

Bonus: Una aplicación de teoría del caos, mezclar eficientemente. Si estiras y doblas conseguirás que tu masa sea un sistema caótico. Es decir, que dos moléculas que estén cerca van a acabar en puntos separados, y toda la masa se va a mezclar bien: