Besos de Leche

Había algo que me asustaba,
cuando detenía la vista y me miraba.
Sonreía pero no me daba miedo,
pero si que sentía como hurtaba todo lo que debo.

Acelerado el corazón y la cabeza descansaba.
Líneas en la mente y el pecho destrozaba.
Te quiero” niña, a las preocupaciones ponerle ruedo.
Gritaba dentro, verano mi alma, tu invierno y yo buhedo.

Aprendí y me equivoque, nunca supe que deseaba.
Me enseñaste tanto y sutil tú me querías de forma muy descarada. 
Ya tenía quien me cuidara y yo cuidaría de ti como un viñedo.
Pendiente gota a gota de la lluvia y no me excedo.

Había algo que me encantaba,
Me sabía a dulce de leche, cuando tan inocente me besabas.
Sin reservas te quiero y en el refugio de tú corazón me hospedo.
Y Así, yo parecería en tus brazos, si me abrazabas, un Igüedo.