Periodista robot

Noticias que se escriben solas y lectores que no diferencian un texto escrito por un software del redactado por un profesional

Javier Salas
Mar 18, 2014 · 3 min read

Ayer leí por primera vez una noticia escrita por un ordenador. No en un ordenador o con un ordenador. La información estaba escrita por un software, a partir de los datos que se habían introducido previamente en la coctelera. La publicó el LA Times y apenas eran cinco frases, en un correcto y soso inglés, sobre la réplica de un seísmo. Y una última oración explicaba que esos verbos, nombres y datos no habían sido tecleados por un periodista: “…this post was created by an algorithm written by the author”.

En realidad, sí hubo un periodista escribiendo. Concretamente, uno que también es programador, llamado Ken Schwencke, que en su día escribió código para que su máquina fuera capaz de trasladar al lector algo coherente. Se trata de Quakebot, un software que es capaz de convertir en frases en inglés, sobre una plantilla diseñada por Schwencke, la información sobre terremotos que suministra al instante el Servicio Geológico de EEUU (USGS). Lo suficiente para ser los primeros en publicar la noticia, un valor que se ha convertido en un fin en sí mismo para muchos medios.

Evaluación de los encuestados acerca del origen del texto.

Curiosamente, también ayer había leído un estudio sobre este tipo de textos periodístico-robóticos. Nada muy sofisticado, pero los resultados llamaban la atención: parece que los lectores no se dan excesiva cuenta de si lo que leen es cosa de humanos o máquinas. Christer Clerwall, de la sueca Universidad de Karlstad, puso a unos pocos estudiantes frente a un texto escrito por un programa como Quakebot y otro por un periodista de carne y hueso. “Quizás el resultado más interesante del estudio”, escribe Clerwall, “es que no existen diferencias significativas en la forma en que los dos textos son percibidos por los encuestados. Esto puede indicar que el software está haciendo un buen trabajo, o puede indicar que el periodista está haciendo un mal trabajo, ¿o tal vez que ambos están haciendo un buen (o mal) trabajo?”.

Hacia la derecha se destacan los valores atribuidos al texto humano y hacia la izquierda las virtudes del robot.

Los lectores no fueron capaces de discernir entre un contenido automatizado de uno escrito por un ser humano. Sin embargo, algunos aspectos sobre su calidad, como ser agradable de leer, coherente o bien escrito recibieron una puntuación ligeramente superior en el texto humano, mientras que la fiabilidad, la objetividad y el carácter informativo eran más notables en el texto del robot, según los lectores. Que, en este estudio, eran estudiantes de periodismo y comunicación, un detalle sobre el que podríamos sacar malvadas conclusiones.

“La forma en la que el contenido automatizado puede influir en el periodismo y su práctica es una cuestión abierta“, concluye el investigador. “Una visión optimista sería que liberará recursos que permitan a los periodistas centrarse en tareas más cualificadas”, explica Clerwall, dejando para el software los refritos. “Sin embargo”, advierte, “también puede suceder que las empresas periodísticas lo vean como una forma de ahorrar dinero en personal”.

No suframos de pronto un decimonónico ataque de ludismo: es evidente que si el periodista no es capaz de distinguirse de la máquina, sus dedos tecleando son prescindibles. Tal vez podamos echar la culpa a esos medios que sólo quieren refritos y últimas horas, y que convirtieron a sus redactores en robots hace tiempo. Pero, ante la duda, que se note que somos periodistas.


18 de marzo de 2014

    Javier Salas

    Written by

    En Materia, la sección de ciencia de EL PAÍS | javier@esmateria.com | http://about.me/javisalas | https://elpais.com/autor/javier_salas_quesada/a/

    Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
    Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
    Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade