(Orden Orthoptera)

@juliocallizo Instagram

Sobre saltamontes, grillos, chapulines y langostas. Son insectos famosos por el chirriar que producen con sus cuerpos y porque muchos de la especie actúan como plagas agrícolas. Su nombre científico, deriva del griego orthos, recto y pteron, alas, es decir “alas rectas”. El sonido que los caracteriza, la “estridulación”, lo producen los machos ya sea frotando sus alas entre sí o frotando las patas traseras con las alas posteriores para atraer hembras.
 
Asumo que el de la foto es un grillo. Después del cambio de piel, él toma sol y en unos 15 minutos seca su nueva piel, mientras ésta va tomando un color oscuro. En este tiempo, el grillo es vulnerable y si no está atento, los otros grillos aprovechan para darse un festín con él. Tras la muda, si son atacados, muchos acaban sin antenas, o sin algunas de sus patas, o terminan siendo succionados por la cabeza. Por esta razón siempre buscan un escondite para que no los molesten.
 
Según puedo observar de la naturaleza: para mudar hay que estar zen, tomar sol, camuflarse en los nuevos colores que uno quiere llevar puestos y resguardarse cuando se está vulnerable. Una vez renovados de chapa y pintura, ya podemos seguir saltando y estridulando por donde nos lleven las patas, el viento o nuestro motor interno.

Saltá pequeño grillo o saltamontes, o lo que sea que seas ¡soltá tu vieja piel y saltá!