Conflicto sirio y refugiados: Perspectivas y derechos humanos

El viernes, 27 de noviembre de 2015 se celebró en la Universidad Rey Juan Carlos de Fuenlabrada una ponencia sobre el conflicto sirio y el tema de los refugiados. Se abordó el tema desde la perspectiva de los Derechos Humanos y contó con varios puntos de vista distintos. En la mesa de debate se encontraban: Manuel Peña Souto (Ex Embajador de España en Emiratos Árabes), María Claudia Cambi (Presidenta de la Fundación Internacional de DDHH), Alicia García García (responsable de comunicación externa dela organización Acción Contra el Hambre) y Santiago Carretero Sánchez (Ex letrado del Tribunal Supremo y Académico de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación).

María Claudia, más que abordar el tema en sí del que trataba la charla, se dedicó a interesarse más por aclarar la importancia de los Derechos Humanos y recalcar, que nos guste o no, cualquier ser humano, sea bueno o malo, tiene unos mínimos que se le deben de conceder como seres humanos que son, refiriéndose a los Derechos Humanos. Y terminaba su intervención diciendo: “El prisma de los Derechos Humanos no puede estar por debajo del prisma de la seguridad.”

Alicia García García comentó la labor de Acción Contra el Hambre en Siria y con los refugiados. Como dijo, el conflicto empezó hace casi cinco años y en la actualidad hay trece millones de personas con necesidad de ayuda humanitaria en Siria y cuatro millones y medio se encontraban en lugar de difícil acceso y por ello la labor era todavía más complicada. Acción Contra el Hambre también presta ayuda en el Líbano donde se encuentra muchos refugiados sirios que huyeron de su país. La situación ahí es difícil. Lleva mucho tiempo siendo un país de acogida de refugiados, ya lo hizo con palestinos antes, sin embargo, no consta el país con un estatuto de refugiados, por tanto, hace la situación todavía más complicada. La organización no sólo está comprometida en la ayuda a los refugiados sirios que ahí se encuentran, sino que también en la ayuda a los propios civiles libaneses para que no haya conflictos entre ellos, aunque ya se han dado casos. Ante toda esta situación, a algunos de los refugiados no les queda más remedio que volverse a Siria ya que no pueden salir del territorio libanés y porque están en un territorio en el que se encuentran como verdaderos ilegales y, por tanto, no pueden trabajar ni crear un futuro próspero.

Los refugiados merecen un futuro nuevo. Han salido de sus casas, de sus países, huyendo de una guerra y viendo como morían familiares o cualquier persona a su alrededor y la mayoría de ellos sufren estrés post-traumático al haber presenciado tanto horror. No debemos de dar la espalda a estos seres humanos que tienen que huir de su país en busca de un futuro más esperanzador y muchas veces, no somos conscientes de ello, y no ayudamos a estas personas que se merecen empezar de cero.

Como apuntaba Santiago Carretero, la religión, en el este caso el islam, estaba siendo utilizada por los yihadistas para conseguir el poder en un territorio; utilizaban como material el islam y, sobre todo, lo interpretaban a su modo para conseguir un fin. Sin embargo, el problema no es la religión del islam, es la utilización de esta para un fin.

Manuel Peña consideraba que el terrorismo es la guerra de nuestro tiempo y que, por tanto, nos encontrábamos en guerra.

Eché en falta alguna solución al conflicto o al tema de los refugiados desde el punto de vista de los ponentes. Quizás nos encontremos en un momento en el que todos hablan del tema y se interesan por mostrar la realidad, pero a nadie se le ocurre ser un poco atrevido y proponer soluciones para acabar con esta guerra, como ellos lo consideraban. Pero es muy difícil conseguir saber toda la verdad, apenas hay informadores del conflicto en Siria ya que hay muy pocos periodistas en el territorio y los que hay, tienen que sobrevivir como pueden o son echados sin ninguna compasión. Creo que la gente que habla del tema, se está pasando de políticamente correcta, y aporta poca luz sobre el tema. Aunque lo peor de todo, es escuchar con resignación como algunos creen que jamás encontraremos una solución a este conflicto, como nos confesaba Santiago Carretero. Yo sigo creyendo en que todo tiene solución, aunque quizás todos esperen una solución rápida y que no pase por el tema educacional, que tiene mucho que ver con los países que conforman la Unión Europea o los grandes países como son Estados Unidos y Rusia, entre otros. Tarde o temprano, habrá que parar la guerra y encontrar una solución.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated jconstantino’s story.