Crisis, a veces nos ayuda a levantarnos

Si, el 2016 para mí está y sigue siendo duro. Hasta el último momento, puedo decir que no está fácil levantarse a nivel financiero, no está fácil continuar. Quizás es la gran mayor prueba que debo crecer. Es así, cada crisis, me enseño a ser mas grande, a aprender de esos errores y continuar. No dejar que me venza esta vez es mi mayor objetivo. Leí alguna vez acerca de Jim Carrey, que tenía una visión de su grandeza, y se hizo un cheque por el valor de 10 millones de dólares y que los cobraría en un tiempo predeterminado. Si, el tuvo fé y siguió ese camino, lo visualizó y lo consiguió en ese tiempo, cobrar un cheque por un trabajo que realizo,

Y es así cómo lo consiguió con la tonto y retonto. Es decir, el nos quiere decir que siempre y cuando luchemos por algo que amemos, por algo que realmente queremos ser, peleemos… va ser duro el camino. Es cierto, hoy día puedo decir que para el camino es duro, lleno de cuentas, de trabajos sin terminar por falta de tiempo. Pero una cosa estoy seguro. Que para cuando tenga 40 años, quiero estar frente a una gran compañía. Sentarme frente a mi empresa y ver como va creciendo.

Pero realmente, la crisis es buena. Es cuando nos pide que cambiemos algo, para mejorar. Pero ojo! ese cambio puede ser temporal, no es eterno. Siempre la vida nos pide para cambiar. Cada crisis es peor, cada prueba es mucho mayor, y siempre cuando se repite, sabremos bien como sortearlo. Ahora cuando es algo nuevo, es cuando estaremos ahí a un paso del precipicio. Debemos dar ese salto de fé. La fé de que algo va mejorar, es lo que nos hace vivir. La esperanza de un nuevo mañana. 2+0+1+6 = 9… Se viene el 2017 = 10 o 1+0= 1… empezar de nuevo.

Mi mayor tesoro, hoy en día es mi familia. Quizás mañana no está escrito aún pero todo depende de mi. De empezar a hacer bien las cosas.

No hay peor crisis que aquellas que no podamos afrontarlos. Y la mayor de todas, de las que no nos podemos jamás recuperar es la “muerte”. Y no solo físico, sino mental y espiritual. Mental, por que no podemos cerrar a nuevas lecciones en la vida. No podemos dejar de aprender, debemos seguir creciendo mentalmente. Hoy puedo saber de programación, de servidores, de aplicaciones. Pero no puedo dejar de saber cómo criar una familia. No puedo matarme trabajando y dejar de lado a mis hijos. Cuando consiga lo que quiera… mis hijos no estarán. Y tampoco mi señora. Porque buscando conseguir mi paz financiera, jamás le pude enseñar a compartir, a ser buenos padres, a estar por sus hijos. Y descuidar a mi señora. Que ella quizás, ahora piensa que no estoy más enamorado de ella. Por qué no le doy tanta atención. Y siempre es trabajo.

Espiritual, es no dejar entrar a Dios a tu vida. El sabe por que pasan estas cosas. Recuerdo un pasaje de la biblia, donde Job era creyente de Dios y que nada es mayor que la vida dedicada a Dios sobre todas las cosas. El demonio, le había dicho a Dios que pondría a prueba a Job y que en el peor de las crisis, le daría la espalda. Dios acepto esa prueba, siempre y cuando no lo matase. El demonio procuró y procuró y jamas Job dio la espalda. Siempre creyente, y siempre diciendo, que Dios sabe lo que hace. A veces, en serio, nos ocurren situaciones en la vida, que nos tientan a darle la espalda. De buscar salidas fáciles. Pero eso está mal. Nada en la vida es fácil. Ser espiritual, es darle gracias a nuestro Dios, sea malo o bueno lo que nos haya pasado en la vida. Siempre agradecer, el día y la oportunidad que nos dan.


Todos tenemos oportunidades, capaz que no dedicamos el tiempo necesario pero perseverar es el secreto. Hoy puedo decir que tengo una hermosa familia, puedo lograr lo que sea, siempre equilibrando el trabajo y la familia. El secreto del equilibrio es: Ser disciplinado. Como? Pues bueno, iniciar con una lista sencilla de que hacer cada día. Por ejemplo:

  • 2 vasos de agua en ayuno
  • beso de buenos días a cada integrante de la familia
  • preparar un rico desayuno
  • escuchar música alegre
  • dar gracias a Dios por un nuevo día y que bendiga a mi familia
  • trabajar de 8 a 17hs (ni un minuto más)
  • volver a casa, de nuevo un beso a cada uno de los integrantes de la familia
  • cenar, escuchar anécdotas de mis pre adolescentes
  • jugar un rato con los pequeños
  • mimar a mi pareja

Y se repite cada día. De repente ir agregando sabores a la vida, como traer pizza a casa para cenar, salir a comer afuera, disfrutar una buena película. Todo tenemos tiempo, cuando no lo tengamos es ahí que vamos a echar de falta: del por que no hice esto y aquello.

Crisis? Si, el mundo tiene sus crisis. Yo tengo crisis. Pero es para ayudarme a forjarme como persona, padre, profesional. Saber enfrentarse a esas crisis es lo que te diferencia de los demás.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.