La nefasta experiencia de comprar en Linio

Comprar en una tienda virtual en el Perú todavía suena más a sueño que realidad. A pesar de que las grandes tiendas como Ripley y Saga, al igual que la aparición de Linio ha hecho que el mercado nacional se mueva de manera más dinámica. La experiencia en estos sitios deja mucho que desear. Aquí cuento mi caso particular.

Desde hace algunos años he comprado por internet vía Amazon, Ebay o tiendas chinas como DealExtreme. De todas ellas, la mejor, sin lugar a dudas, es Amazon. El único problema es la distancia. Lo mejor para comprar por allí es tener un amigo o pariente en EEUU y esperar a que viaje al Perú.

A pesar de todo, existen otras alternativas que ofrecen casillas postales en los Estados Unidos y te cobran el transporte hasta tu casa, incluido los impuestos de desaduanaje, si es que los hubiera.

En Deal Extreme, como en las tiendas chinas tipo Alibaba, lo mejor es comprar montos pequeños, para no darse chascos en la entrega del producto. Yo me he limitado a comprar cables, conectores HDMI y cosas por el estilo que aquí cuestan muchísimo más. La gran desventaja es que tienes que esperar meses (sí, meses) hasta que llegue a la puerta de tu casa.

La pesadilla Ripley

Les presento a la laptop viajera.

Hace un par de meses me arriesgué a comprar una laptop en Ripley. El proceso de compra en la tienda virtual fue normal y sin problemas. La gran complicación empezó cuando el producto no llegó el día señalado.

La bendita laptop viajó dos veces de Lima a Piura porque no encontraban la dirección. Hice más de 10 llamadas a Ripley para ver que ocurría con el paquete. Y después de UN MES, llegó la laptop.

La pesadilla Linio

Otra experiencia nefasta que me ha ocurrido es con Linio. Alguna vez había comprado un par de cables en esta tienda y funcionaron bastante bien los tiempos de entrega. Pero la última compra es una auténtica pesadilla.

He comprado una carcasa que permite convertir un disco duro de una laptop en externo. Nada del otro mundo. Me costó S/.28 y en la tienda virtual todo bien. Pero pasó el tiempo y el producto no llegaba.

Veo en la tienda y oh sorpresa, el paquete recién llegará el 7 de marzo de 2016. Más de 3 meses para un producto que puedo comprar en cualquier ferretería de la esquina.

Ni siquiera aparece la foto del producto en cuestión…

Hablé con los de Linio y me dijeron que ese era un producto importado y que demoraba por eso, que no me iban a devolver el dinero (ya había pagado con tarjeta, tremendo error) y que esperara nomás, y que tenían todas las de ganar en caso de que los denuncie… Aquí sus políticas para compras internacionales (que no mencionaron en ningún momento cuando adquirí el producto).

Lo que yo me pregunto es: ¿Por 30 soles has perdido un cliente que podía comprar muchísimo más si le hubieses devuelto el dinero?, ¿Qué habría hecho Amazon si hubiera solicitado esa devolución?

Aparte de eso, es escandaloso la cantidad de emails que me llegan de Linio para que siga comprando. A pesar de que he pedido darme de baja de su lista 2 veces, me siguen spameando mi bandeja de entrada.

Moraleja: Si compras en Linio siempre paga contra-entrega. Si se demoran, cancélalos y listo. Lo peor de todo es que navegando en la misma tienda he encontrado un producto idéntico que lo ofrecen ¡en 6 días de despacho! No solo eso, volví a buscar el producto que compré y… ¡no aparece!

¿Y el producto? Desapareció…

Alguna vez escuché a decir que Linio quiere ser el Amazon de Latinoamérica. Y es una afirmación muchas tiendas virtuales están haciendo. Pero, sin duda alguna, si no resuelven los problemas de flete, si no atienden bien a su consumidor, estarán preparando el terreno para que cuando Amazon llegue a estas regiones… que llegará eventualmente, la horda de consumidores que se pasarán a ese servicio hará que quiebren en poco tiempo. Ese es mi deseo de Año Nuevo para Linio y sus clones.


Originally published at traxxo.com on December 31, 2015.