LETRAS Y LETRAS

Por: Juan Ramón Martínez

Este año se celebra el primer centenario del nacimiento de Ramón Amaya Amador. En Tegucigalpa y en Olanchito, la ciudad en donde naciera el 29 de abril de 1916, se brindarán conferencias y se efectuarán conversatorios sobre su vida y su obra. Como lectura recomendada, además de sus numerosas novelas, se nos ocurre presentarles “Ramón Amaya Amador, Biografía de un escritor”, de Juan Ramón Martínez. En esta biografía, publicada por la Editorial Universitaria de la UNAH en 1995, se deslindan las dos grandes pasiones de Amaya Amador: la pasión por la literatura y el compromiso con el cambio socio político por medio de su militancia en el Partido Comunista de Honduras y su trabajo en Europa en la difusión del pensamiento de Marx, Engels y Lenin. “Aún cuando vistas desde afuera pareciera que ambas pasiones hubiesen logrado un perfecto equilibrio, en esta biografía se muestra como la obediencia a las reglas de la política impidió un desarrollo más hermoso de las potencialidades literarias suyas”.

Carías Andino es posiblemente el gobernante más estudiado en la historia política del siglo XX. Sin embargo, la mayoría de las obras se centran en sus capacidades políticas, el control de sus adversarios y su compromiso con el poder. Solo Thomas J. Dodd, en “Tiburcio Carías, retrato de un líder político hondureño”, aborda, con muy buenas fuentes documentales, el estilo de poder y la forma de gobernar. La visión de Carías sobre el Estado nacional, las relaciones con los vecinos centroamericanos y la descentralización del poder en 17 hombres de su confianza, son estudiados con enorme propiedad: de manera que la lectura de este libro, constituye una valiosa herramienta para estudiar las fórmulas exitosas y las de menos resultados, aplicadas en el esfuerzo por consolidar un Estado disperso durante el mayor período continuo de la historia, en las manos de un mismo gobernante. Frente al centralismo que ahoga y el populismo que distrae actualmente, este libro es una valiosa herramienta para los políticos, los historiadores y por supuesto, para los sociólogos y maestros universitarios de nuestro país.

La gobernabilidad se puso de moda en la primera década de este siglo. Por ello, se crearon grupos de estudio y algunas organizaciones internacionales, queriendo anticipar las crisis que se veían venir en el continente, empezaron a buscar e identificar las debilidades de la democracia. Fruto de uno de tales esfuerzos, es el texto “Una Brújula para la Democracia, aportes para una agenda de gobernabilidad en América Latina”, editado por el PNUD de las Naciones Unidas y publicado por Siglo XXI, de México en el 2008. Desde los años transcurridos desde entonces, este libro se ve incompleto en el análisis porque le atribuye demasiados espacios de acción a la democracia para que por ella misma enfrente y resuelva sus dificultades, privilegiando los peligros que los grupos fácticos representaban para ella. Pero pasando por alto su instrumentalización para fines totalitarios. Por ello, no le presta suficiente atención a la falta de compromiso democrático de los políticos que están más interesados en continuar en el poder, por medio del uso del populismo, que en fortalecer los espacios reales de la participación y la realización humana de los pueblos y las sociedades, teniendo a los gobiernos como auxilio y facilitador. Bueno para ver como los enfoques, algunas veces, cargados de buenas intenciones, aciertan en algunas cosas — crisis y tragedias — y se equivocan en otras, como pueden ser las medidas para evitar la instrumentalización de la democracia, después que se le ha encarnecido y desprestigiado.

Don Medardo Mejía es el único escritor hondureño que ha escrito un libro sobre Cervantes, el Quijote y su influencia en América Latina. El resultado es un texto breve, interesante y preciso, bajo el título “El Genio de Cervantes y el Secreto del Quijote en América Latina”. Fue editado en Tegucigalpa en 1979. Con escasa trascendencia en un pueblo adormilado como ha sido el hondureño. Mejía, en su esfuerzo civilizador, nos presenta en este libro — ahora publicado en segunda edición por la Academia Hondureña de la Lengua en ocasión del cuarto centenario de la muerte de Cervantes– una visión política del Hidalgo Quijote de la Mancha, en una interpretación dialéctica de la sociedad humana, española especialmente, durante el siglo XVI. Leer esta obra permite tener otra perspectiva de la obra cervantina, más cerca de las preocupaciones que se tenían en el siglo pasado y se tienen en el presente, sobre los esfuerzos y los análisis críticos con los cuales construir la conciencia nacional, sobre la cual se consolide, en algún momento, el Estado nación.