Ojala supiera que hacer. Me aterra saber que todo está regido por leyes creadas por personas que le temen a los extremos, por aquellos que prefieren dormir al mundo con tal de poder dormir ellos tranquilos y despertar en un lugar sedado y repleto de gente que bosteza en lugar de gritar.

Vamos de shopping cuando en realidad lo que queremos es llorar.

Mundo dormido, de bordes ásperos que han sido lijados por la erosión llamada humano, y donde todos los acantilados están resguardados.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Jean Louis Siegrist’s story.