El Mobile World Congress y la innovación en telefonía

Soy un fanático de todo lo que tiene que ver con tecnología de consumo: telefonía móvil, tabletas, gadgets y cualquier otro aparato que sirva para extensión a lo que una computadora puede hacer. Es por esto que cada vez que llegan las fechas de eventos como el Mobile World Congress (MWC) en Barcelona, o el Consumer Electronic Show (CES) en Las Vegas empiezo a devorar información y compartirla en mis redes sociales. Estos mismos eventos (y particularmente hablaré del MWC) me permiten ver que tanto realmente están avanzando los fabricantes en la creación de productos innovadores y que no sean más de lo mismo que hemos visto.

Si ya han visto algunas de las publicaciones en mis redes sociales, podrán ver que siento una controvertida relación de amor-odio por Samsung. Debo aclarar, antes que alguien más lo haga, que yo fui defensor a muerte de Samsung hasta el Galaxy S3, incluso podía defender el S4, pero más allá de allí no pude ver que realmente la empresa presentara algo que en verdad se diferenciara de sus productos anteriores o inclusive de la competencia. Claro, mejores cámaras, mejor procesador y hasta una pantalla con curva en el S6 Edge (a la cual aún no le he visto mayor utilidad) son avances que se agradecen, pero ¿realmente ofrecen algo nuevo a un mercado que está saturado de marcas y modelos de otros fabricantes y que entre todos ellos se parecen? Parece más bien una competencia para ver cual departamento de Mercadeo hace mejor su trabajo. Y cuidado, no sólo Samsung sufre de este mal, también creo que otros como Apple (no me odien fanboys/fangirls) han caído en esa línea del “si está bien no lo toques”

Y sin embargo, veo aun impresionado hordas de personas corriendo a las tiendas para adquirir un nuevo equipo cuando tienen uno que aun funciona perfectamente. Y que además, ese nuevo equipo que están comprando es casi idéntico al que ya tienen. ¿Qué es lo que pasa con la gente?

No diré que no he caído en algún momento en ese grupo (acabo de comprar un Moto G3 con un Moto G2 aun activo, pero tengo mis razones y podré discutirlas con quien lo desee) y me he tratado de poner en los zapatos de estas personas y creo que entender donde está mi falla de entendimiento… Yo estudié informática y me gusta estar informado de todo lo que se mueve en el mundo de TI; creo que esto me ha hecho un poco más crítico a la hora de evaluar lo que un fabricante quiere mostrar como si fuera la solución a todos nuestros problemas. Por supuesto, con esto no quiero decir que las otras personas sean menos inteligentes por el hecho de comprar estos equipos “nuevos”, simplemente tienen menos conocimiento o poco interés por tener dicho conocimiento. El mismo ejemplo me podría aplicar a mi mismo si quisiera comprar un nuevo automóvil, no tengo el conocimiento técnico para decidir si un nuevo modelo es mejor que el que ya tengo.

Este tipo de comportamiento es el que me hace preguntarme si los fabricantes de equipos móviles (y hasta podemos incluir los de PCs) simplemente se han rendido a darle a las personas aquello que creen que quieren sin arriesgarse demasiado en innovar, simplemente porque eso es lo que la gente quiere (tal vez pocos vean con buenos ojos lo nuevo de LG) ¿Hacia donde llevará esto a la tecnología de consumo? ¿Están los dispositivos móviles condenados a ser iguales a sus predecesores por el fin de los tiempos? ¿O acaso debemos empezar a evaluar nuevas opciones de innovación fuera de este mercado, tal vez el IoT?

El MWC apenas ha comenzado, veremos si en los próximos días hay alguna chispa que me llene de emoción nuevamente ante el futuro de la innovación.