Lo correcto es creerte
ix
2224

Gracias por escribir esto.

Desde hace mucho, pese a que existen las denuncias falsas, por experiencias personales que se cruzan con todos los casos de impunidad, opté por el “prejuicio” de creer a la/el denunciante de violencia sexual.

Pero es importante esclarecer todo esto de lo que hablas, de como los opresores pervierten las justas exigencias, para sus propios fines. Son ellos los realmente subversivos.

¿Cómo diferenciar una denuncia falsa de la que no lo es, sin embargo? Porque existen casos. Creo que para eso se han desarrollado protocolos y otras herramientas que permiten distinguir, ante la autoridad, cada caso. Pero para eso necesitamos que por lo menos los ministerios públicos y peritos tengan un mínimo de decencia y que no cedan ante tantos estímulos para mejor ceder a la corrupción que desde arriba les manda acallar a las denunciantes y revicitimizarlas, como el caso de las mujeres de Atenco, que han tenido que llegar hasta instancias internacionales para ser escuchadas.

Pero, ¿todas y todos los denunciantes tienen que llegar hasta allá? Entonces, ¿para qué sirve este Estado?

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.