“Por favor, no te conviertas en un recuerdo…”