Érase una vez en Snapchat

Hay historias que merecen ser contadas y espero que las suyas no sean una de las muchas historias de horror que suceden en las redes sociales. Para explicarme mejor les contaré una muy mala, esperando que sirva el ejemplo para que no cometan estos errores.

Érase una vez, una chica exitosa que decidió emprender la gran idea de escribir un libro sobre su maternidad. Una historia muy particular la cual obtuvo tanta acepción del público, que no dudó en llevar su libro al siguiente nivel. Si, la fulana en cuestión gozaba de la experiencia y talento para contar esta historia al mejor estilo de un Stand Up. La cosa iba tan bien que se dijo.. y “por qué no llevar esto al Snapchat”. Al menos eso creímos sus seguidores cuando ella abrió su cuenta con el nombre de su marca. Si, ella había logrado posicionarse con éxito, atrayendo a un sin número de seguidoras, entonces por qué dudar que tendría la misma suerte. La cosa se complicó, cuando la súper chica en cuestión, se ve atrapada en una red que no entiende pero en la que se divierte tanto, que se pasa en ella 18 horas al día. Ese no fue un problema, pero si lo fue cuando se olvidó de compartir su maravillosa historia-libro-standup y terminó por usar esta cuenta de forma personal. Si se trata de ser auténtica, resulta algo irónico que entre sus “snaprutinas”, nunca hay nada de aquella historia que una vez contó. Fue así, como se desvaneció ante nuestros ojos, la promesa de una marca que literalmente es una historia, y la cual no tiene concordancia con la vida real de su autora. Por supuesto, aquí no existe o se vislumbra un final feliz.

Quiero aclarar, que respeto a aquellos que exploran las nuevas redes tanto para uso personal como para sus marcas. Desde mi punto de vista, Snapchat es una red social fantástica donde Uds pueden crear y recrear sus propias historias; conectar con el público joven y humanizar sus marcas. Por supuesto, siempre que tengan una guía clara de cómo lograr esas tres cosas.

Snapchat es el nuevo titan de las redes sociales; así que si Uds. están pensando en participar en esta red, les recomiendo investigar mucho, antes que metan la pata con sus seguidores. Si van a explorar, háganlo primero desde una cuenta personal y una vez comprendan como sacarle provecho, estarán listos para la acción.

Para que no se conviertan en algunos de los muchos emprendedores que lanzan estupendas marcas y en el camino deciden hacer snapping para suicidarse en la red, compartiré con Uds. algunas recomendaciones que podrán apoyar sus estrategias de social media empresarial.

  • Es mandatorio para una estrategia de social media exitosa que el fundador o creador de la idea (marca) no use jamás una red social de su marca como si esta fuera personal.
  • Si el fundador es la imagen de la marca, asegúrense de tener un Personal Branding en concordancia con la marca, es decir, sean lo que sus seguidores esperan que sean. La razón para que un creador sea la imagen de su creación es porque definitivamente representa el concepto que vende; y posee lo atributos de la marca, razón de más para comprometerse a vender esa imagen, y eso conlleva a ser muy coherente, respetuoso y responsable (les guste o no).
  • Si van a generar contenido, tengan en cuenta que este espacio no es suyo si no de su creación. Quienes tomen la iniciativa de seguir su marca les estarán diciendo que le gusta su promesa y quieren sentirse parte de ella. Por favor no los defrauden… Está bien mostrar la humanidad siempre que no sea para lucir su peor lado.
  • Si el creador de la marca no es la imagen, considere no ser participe y poner sus cuentas en manos de expertos y conseguir un talento.
  • Cada marca tiene una historia, cuéntenla. Esos sueño que los llevaron a crear sus ideas, tienen una magia única y que no será visible a menos que las cuenten. El storytelling en Snapchat es una herramienta perfecta para conectar con la audiencia. Si sus marcas logran la conexión intelectual, emocional y ética, serán queridas y recordadas. Las historias generan confianza, son fáciles de contar y recordar, brindan contexto a los datos, encantan y definitivamente crean mayor conexión porque todos tenemos, un corazón.

De bonus track les daré unos trucos para hacer un buen storytelling en Snapchat:

  • Creen una buena historia, háganla entretenida, interactúen y enganchen a la audiencia. Saquen provecho de las herramientas que les ofrece Snapchat, porque definitivamente son para usarlas. Involucren a su público (esto último ténganlo como un mandatorio). Sean Uds mismos y diviértanse, persigan el éxito, muestren sus atributos y dejen por fuera todo aquello que pueda ser ofensivo o ridículo. Está bien contar sus temores, errores, aprendizajes y reflexiones, siempre que tengan un propósito: la audiencia quiere saber cómo lograron superar estas situaciones y cómo hicieron para alcanzar el éxito. Sus historias no tienen que ser planeadas, ni preparadas con un guión, pero si deben ser completadas, porque todos en nuestro fuero interno siempre queremos ver, un “HAPPY ENDING”.

Gracias por leer mi primera publicación en Medium. Soy Venezolana, optimista y emprendedora. Experta en marketing y personal branding. Fiel colaboradora de los ecosistemas de emprendedores y de exportadores venezolanos que crean futuro.