¿Tienen algún valor las Criptomonedas? | Actualización

Al realizar un análisis fundamental se hace muy difícil conseguir un valor para las criptomonedas mayor a 0.

Si bien es cierto que prometen ser un supuesto medio de pago, en estos momentos su aceptación es muy limitada, vale destacar que muchas otras monedas y sus medios de pago: tarjetas de debito o de crédito, zelle, paypal, cheques cumplen con este rol; y aunque las criptomonedas prometen algunas ventajas de transferibilidad, ¿hasta dónde superan a los medios y las plataformas existentes?.

Una importante debilidad de las criptomonedas es que no tienen un comportamiento estable, una de las características deseadas en una moneda; estas son un vehículo que facilita las transacciones comerciales, no son una inversión.

Si algún individuo desea adquirir un vehículo, una vivienda o ahorrar para la universidad de sus hijos, pueda hacerlo en una divisa que permita planificarse para este objetivo. En el caso de las criptomonedas, la aleatoriedad de sus cotizaciones no permite lograr este fin.

El comportamiento no predecible de sus cotizaciones se debe al uso especulativo que le han dado quienes participan en este mercado. Pareciéndose mas a jugar a la ruleta en algún casino que a invertir.

Las criptomonedas no tienen un activo o negocio subyacente que soporten su valor, como si lo tienen las acciones o bonos de una empresa. Al comprar acciones de alguna determinada compañía: sus propiedades, inventarios, marcas, negocios subyacentes, flujo de caja, etc. soportan la inversión realizada e incluso permiten realizar proyecciones. En el caso de las criptomonedas el soporte de sus precios se consigue bajo un esquema de Ponzi, que necesita nuevos participantes para soportar los precios.

En la historia reciente, lo mas parecido a las criptomonedas es la burbuja de los tulipanes, en donde algunos individuos llegaron a cambiar incluso sus fabricas por un par de tulipanes. Al desinflarse la burbuja su precio descendió hasta su valor decorativo.

Algunos les han llamado en nuevo oro digital, pero el oro es un metal precioso que ha mantenido su paradigma en la comunidad inversora (y mucho antes), sobre todo en momentos de incertidumbre económica. Ocupa un espacio en la mente de los inversores quienes lo consideran una protección. Al igual que las criptomonedas o los tulipanes, el oro no hace nada: no genera dividendos o cupones, no se soporta en un negocio subyacente. No obstante, el Oro tiene ciertos usos y valor dentro de la vida cotidiana: joyería, electrónica, medicina, industria aeroespacial (su valor de igual manera contiene un componente especulativo, en función de las perspectivas de la economía global, inflación, etc.)

Mientras que esta moda continúe, las criptomonedas nos acompañaran un par de años o décadas mas, pero en la medida en que no entren nuevos especuladores que den soporte a sus precios, el paradigma mental puede acabar, dando un final trágico para este “activo”.

Jesus Delascio — Publicación original

--

--

Inversor y Gestor de capital privado en mercados bursátiles. Value Investing

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Jesus Delascio

Inversor y Gestor de capital privado en mercados bursátiles. Value Investing