Descubriendo el mundo del comic: The Sandman

Aunque siempre he sido un lector voraz, de los que se leen cualquier cosa que le cayera en las manos, prácticamente nunca he leído comic. Sí que habían caído en mis infantiles manos de siete u ocho años tebeos de Mortadelo y Filemón, Asterix y Obelix, Tintín o Spirou.

Mi primer encuentro con el comic como arte narrativo fue con V de Vendetta. Como la gran mayoría, vi la película y me enamoré de la historia (y de Eve). Un año más tarde me encontré la edición completa en un tomo y formato grande de la novela gráfica de Alan Moore y me maravillé por completo con el dibujo y la fuerza narrativa, constatando las diferencias con la historia del cine y el placer distinto entre la lectura y la película.

Sueño; de The Sandman #1 de Preludios y nocturnos

Tras aquello mi afición por el comic no se incrementó, ni volví a leer ninguna novela gráfica ni nada parecido. Hasta ahora. Y es que hace mucho que tenía en mente que quizá sería buena idea revisar algunos clásicos del noveno arte. Ahora mismo estoy leyendo uno de los títulos que más me llamaba la atención: Sandman, del escritor Neil Gaiman — uno de mis escritores predilectos — y el dibujante Sam Kieth (entre otros).

Sandman es una colección de 75 números en su numeración original publicada por DC y que no pertenece al mundo de los superhéroes, sino que comienza asentada en el género de terror y deriva poco a poco hacia la fantasía y la mitología contemporánea que tanto le gusta a Neil Gaiman. En la edición que ha caído en mis manos, dividida en sus diez volúmenes de tapa dura originalmente (en mi caso, por desgracia, versión digital — se aceptan regalos), encontramos al principio una serie de historietas que van formando el cuadro de un personaje que si bien es frío, calculador y emocionalmente nulo, poco a poco irá evolucionando con la historia a un ser consciente de sí mismo y de su entorno: Sueño, también conocido como Morfeo y, debido a una leyenda celta, también como el “Arenero” o Sandman.

De la historia “Sueño de una noche de verano” #19 de la serie regular, perteneciente a “País de sueños”

Dividida en su formato de novela gráfica, comienza con el volumen de “Preludios y nocturnos”, donde se esboza como Sueño es apresado durante setenta años y la recuperación de su reino, para continuar con “La casa de muñecas” donde un vórtice amenaza el reino de los sueños. El tercer tomo es “País de sueños”, a pesar de ser una amalgama de historias más o menos independientes, es uno de los más importantes ya que contiene la historia “Sueño de una noche de verano” — en alusión a la obra de Shakespeare — que fue el primer y único comic en ganar el Premio Mundial de Fantasía en cuarenta años de historia de estos premios. Seguimos con “Estación de tinieblas”, donde el infierno sufre un vuelco completo; los siguientes son “Un juego de ti” y “Fábulas y reflejos”, donde habla de personajes antiguos. “Vidas breves” a continuación repasa la búsqueda del hermano de Sueño, Destrucción; “El fin de los mundos”, historias varias independientes, y “Las benévolas” donde el desenlace de la serie se hace evidente. El verdadero final llega con la historia que contiene “El velatorio”, donde termina finalmente la serie regular.

Más tarde se han publicado otras historias en formato de especial, o en series limitadas de tres o cuatro números dedicados a personajes específicos de la saga regular. Sin embargo hace relativamente poco, en 2013, se publicó “The Sandman: Overture”, seis números en que cuenta la historia previa a toda la historia de la saga regular; cuenta la historia de la aventura de Sueño que le debilito tanto como para que un simple mortal pudiera atraparlo y dejarle encerrado durante setenta años. Una forma elegante y preciosa de terminar (al menos por ahora) las andanzas de Sueño en el comic: contando como empezó todo.

Como veis, un comienzo en el mundo del comic muy prometedor, con una historia a la que llegué gracias a las otras obras de Neil Gaiman. Recomiendo un repaso a algunos libros de este escritor: American gods, El libro del cementerio y muchos otros. Y seguiré con mi siguiente comic en la lista… Chrononauts, de Mark Millar y Sean Murphy.