Una forma distinta de asimilar conocimiento que funciona

Una de las técnicas que uso para asimilar más rápidamente un tema sobre el que tengo especial interés, ya sea profesional o personal, es preparar un presentación como si me hubieran contratado para impartirla.

Es extraordinariamente potente la capacidad que poseemos para modificar pautas de comportamiento cuando tenemos la obligación de “presentar conocimiento ante una audiencia”.

Esto es una derivada de la limitación auto-impuesta para estimular nuestras capacidades y habilidades, que tanto me gusta y que ya he comentado en alguna entrada hace años, hablando sobre innovación.

Por ejemplo, si me interesa el Dragón de Komodo, lo que hago es engañar a mi cerebro, recreando el mismo método que sigo cuando tengo que preparar realmente una presentación o curso de formación y diseño una presentación sobre #dkomodo que consiste básicamente en:

1..- Comienzo a etiquetar con #dkomodo; todo lo que encuentro sobre el asunto y lo envío para leer en Pocket si estoy online, (antes utilizaba el Readability pero me daba problemas desde Android) o notas en mi moleskine si son offline. Lo que proceda, lo envío a Evernote.

2.- Abro proyecto en Evernote [P/dkomodo]

3.- Preparo un guión en Evernote, donde ya tengo una plantilla con un esqueleto mínimo para presentaciones parecido a esto:

a) Objetivo
b) Apertura y Cierre
c) Ideas
d) Diseño (Recursos, fotos, vídeos)
e) Audiencia
f) Material 2.0.
g) Feedback
h) Fechas y entorno
j) Duración
j) Limitaciones
k) Checklist

4.-Enlazo el guión a un mapa mental en Mindmeister

5.-Y por último, envío a mi GTD como proyecto y para asignar acciones.

A partir de ahí, planifico con la fecha imaginaria de la presentación y comienzo a ordenar ideas, notas, vídeos material, tweets sobre dkomodo;…. Decido qué herramienta usar (normalmente Google docs) y preparo la presentación. Finalmente la ensayo…varias veces.

Mi cerebro cree, realmente, que tiene que hacer una presentación y mis neuronas comienzan a asimilar mucho más rápido todo el conocimiento sobre el dragón de komodo.

Los resultados son sorprendentes, te lo aseguro. Pruébalo y me cuentas.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.