Después de algunos días de haber empezado la cuarentena, hoy he podido hacer algo diferente; y es que los primeros días, cuando se veía venir todo esto, estaba ocupada por tener y hacer lo necesario ante la crisis que se avecinaba; pero cuando las medidas fueron tomadas lo único que quedó fue enfrentar esta situación en su panorama real; la incertidumbre, el aislamiento, los cambios y con eso una cadena de pensamientos y emociones con los que me he tenido que acompañar y siendo sincera, no ha sido fácil.

Quiero compartir contigo cómo ha sido este proceso, para que de alguna manera podamos acompañarnos y empatizar con toda esta situación.

Cuando existen eventos que sobrepasan nuestro control, pareciera que lo que tendría que pasar es mantener la calma y encontrar la manera de que las situaciones se estabilicen y podamos tener el control nuevamente; sin embargo, en todo esto, diferentes procesos personales se ponen en juego, pero damos la mayor parte de nuestra atención a toda la “crisis”, porque eso es “lo que debe importar”.

Ante contingencias como la que hoy invade al mundo; sentir miedo, tristeza, enojo, frustración y culpa es algo normal; muchas veces estos sentimientos se esconden detrás de ansiedad o pánico, es por eso, que, a continuación te dejo algunos tips:

  • Cuando sientas ansiedad, pregúntate que es lo que realmente estás sintiendo y en qué momento aparece; por ejemplo; tal vez aparece después de ver las noticias o de ver tu estado de cuenta, dado esto, qué es lo que te genera, incertidumbre por la situación económica, miedo de que algún familiar pudiera enfermar o tristeza por ver la situación que están pasando todos.
  • Ya que hayas identificado lo que sientes, atrévete a compartirlo con alguien, esto te ayudará a liberarte y de seguro podrás darte cuenta que no eres el único que se siente así, si bien esto no cambia la situación global, al menos se pueden construir redes de apoyo y saber que no estás solo en esto que pasa.
  • Tente paciencia, es muy cierto que en estos días tienes que mantenerte activo y procurar hacer tus actividades cotidianas, sin embargo, si en algún momento necesitas parar por tu estado anímico o mental, hazlo; no permitas que este estado te invada, pero date estos momentos para ti; esto también es necesario.
  • Si estas compartiendo esta cuarentena con tu pareja, tu familia o roomies, considera que no están acostumbrados a estar juntos 24/7 y que no hay por qué acostumbrarse a eso, si bien pueden dar pie a una nueva convivencia, también es importante que cada quien tenga su tiempo y su espacio a solas.
  • Retoma actividades que dejaste de lado en el pasado por falta de tiempo, haz cosas que te gusten o aprende nuevas, pero ocupa tu tiempo en ti, no sólo en pasarlo viendo series o acostado.
  • Mantén el contacto y la comunicación con la gente que es importante para ti, puedes hacerlo llamada o hasta organizar una reunión virtual con alguna temática en especial.

Está situación también pasará y pese a la incertidumbre que hay, habremos de recuperarnos innovando, apoyándonos y enfrentando el cambio para estar listos ante lo que viene, tenemos que atendernos hoy y voltear hacia nosotros y hacernos cargo de lo que pasa con cada uno, para que desde ese lugar de vulnerabilidad, seamos capaces de conectar con el otro y así, cuando sea momento, empezar la reconstrucción.

Si tienes alguna duda o necesitas apoyo emocional, no dudes en contactarme, con gusto estaré para acompañarte en estos momentos.

Encuéntrame en facebook e instagram como @psijimenabena

Mujer, psicológa, psicoterapeuta, a veces artista, escritora, lectora

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store