Santana — Lotus (1974)

Grabado el 3 y 4 de julio de 1973, en el Koseinenkin Hall de Osaka, Japón. Un álbum triple en formato LP publicado el primero de mayo de 1974 en Japón, luego en diciembre de 1975 en los Estados Unidos, posteriormente en CD doble (1991), la edición remasterizada (2006) la versión SACD (2016) y la Hybrid 4.0 (2017) esta última edición publicada el mes pasado, contiene siete (7) tracks no disponibles previamente. Para los audiófilos más detalles en la siguiente dirección:

En 1974 se publicaba el primer compilatorio de Santana que incluía temas de sus tres primeros álbumes (1969–1971). Ese mismo año se publicaba “Lotus” su primer álbum en concierto, que incluye tres (3) temas de su cuarto álbum “Welcome” que para la fecha de esos conciertos ya se había grabado pero no publicado (09/11/1973) y un par de temas de “Caravanserai” (1972) su cuarto álbum que marcaba no sólo el cambio de los integrantes de la banda, sino su orientación hacia el jazz.

Precisamente la denominada “New Santana Band” estaba formada por: Michael Shierive en la batería, José “Chepito” Areas en el timbal, Armando Peraza en las congas, Doug Rauch en el bajo, Richard Kermode en el piano eléctrico, Tom Coster en el órgano Hammond, Leon Thomas en las maracas y vocalista en “Black Magic Woman”.

A su vez “Lotus” incluye ocho (8) temas de los primeros tres álbumes, cinco (5) de “Abraxas” (1970) la obra maestra de Santana, de esos tres álbumes sale su repertorio clásico.

Esta edición comienza con el tema “Going Home” que dará inicio también a “Wellcome” una especie de ritual espiritual en tributo a John Coltrane, una adaptación de la Sinfonía del Nuevo Mundo de Antonín Dvorák con un arreglo de Carlos Santana y Alice Coltrane, en el contexto de las enseñanzas del gurú bengalí Sri Chinmoy “Love, Devotion and Surrender” asociadas a la transformación de lo finito en lo infinito, de cómo una gota de agua al entrar en el océano, se convierte en el océano.

John McLaughlin fue quien introdujo a Santana en este camino de espiritualidad, previo a ello sólo existía una influencia musical producto de la admiración de Carlos por John. Hubo un cambio en el sonido como consecuencia del cambio en la vida de Carlos, se cortó el cabello se vestía de blanco así como otros cambios internos.

“A-1 Funk” es un tema inédito que evoca la temática espacial, presente en el arte gráfico del álbum también, con una serie de efectos de sonido de la guitarra eléctrica crean la atmósfera propicia para la fusión. Carlos Santana siempre ha dicho que la música que hace es africana, a su vez el blues, jazz, rock, funk, también tienen raíz africana, como también lo tienen diferentes ritmos latinoamericanos y de países caribeños que forman parte de su propuesta musical.

“Incident In Neshabur” es un tema incluido en el álbum “Abraxas” (1970) en esta versión extendida Carlos Santana improvisa sobre el tema “Fool On The Hill” de los Beatles a partir del minuto 9:03, sobre el cual también improvisa Richard Kermode en el piano eléctrico. Son casi dieciséis (16) minutos espectaculares de buena música que triplican en duración la versión original, pero que se fundamenta en los mismos giros rítmicos. Claramente mi tema favorito de este álbum, pues de Santana es “Samba Pa Ti” (1970) en su versión original, aunque la que se incluye en este álbum es muy buena también.

Por otra parte hay que destacar como tema principal de este álbum “Toussaint L´Overture” (1971) una de las composiciones colectivas de Santana, originalmente publicada en su tercer álbum en estudio, en tributo al héroe haitiano, pero la versión en concierto que aparece en “Lotus” (1974) fue incluida en el compilatorio “Dance of the Rainbow Serpent” (1995) allí relata Carlos Santana: “Estos son básicamente los mismos acordes españoles que hay en “Hit The Road Jack” y “All Along The Watchtower” y “California Dreaming”. Existen un millón de canciones alrededor de esos acordes, pero por alguna razón la forma en que nosotros lo hicimos, los hacen sonar realmente diferente, inclusive hasta este día”.

Un ejemplo de esas versiones que superan al tema original grabado en estudio, de hecho fue colocado en la grabación como tema de cierre siendo realmente el penúltimo, el verdadero último tema del concierto fue “Incident In Neshabur” que previamente comenté.

Aunque no tengo el placer de haber escuchado las nuevas ediciones remasterizadas, ni la reciente edición hibrida 4.0 que apenas acaba de salir al mercado. Puedo decir que el sonido de esta grabación mezclada en cuatro (4) canales y codificada especialmente para poder escucharlos en los dos (2) canales stereo, es impresionante considerando que esta edición es la del año 1991 y más aún que esta es una grabación del año 1973.

Sin embargo lo más importante es la calidad de la interpretación de todos los integrantes de la banda, es sin duda un registro histórico de uno de los periodos más interesantes de la carrera de Santana, que ha transitado por el rock, por el jazz y por el pop. Además esta grabación tiene el valor de ser una muestra del sonido que tenía Santana cuando visitó mi ciudad el 6 de octubre de 1973, ese evento es recordado como el “Santanazo” que ocurrió en la Plaza Monumental de Valencia (Carabobo, Venezuela) frente a unas 35 mil personas.

Yo apenas tenía algo más que tres (3) meses de nacido para ese momento, afortunadamente quedó un registro audiovisual de esa gira producido por una empresa venezolana PPCA CINE C.A. Y por supuesto The New Santana Band inc. Realizada por Andrés Agusti, Alfredo Anzola, Mario Nazoa, Kurwenal Robles, Belén Rojas, Juan Santana y Fernando Toro. Filmada en Guadalajara, Puebla, Ciudad de México, Ciudad de Guatemala, San Salvador, San José de Costa Rica, Ciudad de Panamá, Managua, Maracaibo, Valencia, Caracas, Bogotá, Cali, Buenos Aires, Porto Alegre, Sao Paulo, Río de Janeiro, Brazilia, New York y San Francisco.

Aquí en Valencia aún se escuchan los cuentos sobre el “Santanazo” para muchos el más grande e importante concierto de rock realizado en mi ciudad. A través de esas grabaciones se puede tener una noción de lo que sucedió allí musicalmente. Pues de ese concierto he escuchado y he leído tantas cosas, que al parecer es imposible saber lo que realmente pasó allí, porque entre el humo y los estados de ánimo, todo queda en relatos que bien pueden ser alucinaciones.