A quien corresponda…

En los últimos meses me he quedado con las ganas de escribir una carta, no una carta personal hacia mi abuela, mis padres o la linda chica que vi pasar el otro día fuera del cafe en el que estaba, no, he tenido ganas de escribir una carta y solo eso. Una carta en donde pueda contar lo que estoy viviendo, aprendiendo y sufriendo, una carta que pueda leer mi mejor amigo, pero que también la entienda un desconocido, una carta. He aquí el producto de ese deseo:

A quién corresponda.

Hola, ¿cómo haz estado? Bien espero. He estado pensando mucho ultimamente, he pensado en porque la química es tan difícil, en porque ya casi no hay niños con yesos, he estado pensando en las abejas (se rumora que se están muriendo) y en los caballos de mar, he pensado que tan complicado sería grabar un corto con solo 100 pesos y que tan divertido sería organizarme una propia fiesta, me la he pasado pensando. He pensado en ella, he pensado en ustedes y también he pensado en mi, aunque casi no me agrado. De tanto que he pensado he llegado a pensar que pienso mucho las cosas, pero que tienen una razón de ser…pensadas. Lo mejor que me ha pasado pensando es darme cuenta que nunca se van a terminar las cosas para pensar y lo peor, es darme cuenta que no todos piensan. Puedes pensar que pienso demasiado, pero el pensamiento es esencial para mi carta, porque si no pensara tanto seguro no la hubiera escrito.

Ahora entienden que mi cabeza está un poco desordenada y seguramente un poco repetitiva, pero ¿no es eso lo que nos hace únicos? Posiblemente tu y todos tus amigos tienen una cabeza chata o calva, pero por dentro cada una tiene su propio desmadre, un desmadre vivo y sediento de poder, un desmadre que a veces te domina y te lleva a rincones con locuras que nunca imaginabas o posiblemente un desmadre que hace que te quedes solo en casa a leer y escuchar jazz clásico…mientras te empinas una botella tu solo. Este desmadre es el que me tiene inquieto, pensando y escribiendo.

Inicialmente iba a escribir una historia de misterio, una que se llevaba a cabo en una casa del lago, una que involucraba luciérnagas, mujeres hermosas, ardillas enormes y muchos roles de canela, pero a decir verdad me conquisto mas esta carta. No soy escritor, solo finjo serlo, no se usar comas, puntos u oraciones compuestas, pero se exprimir mi cabeza y eso señores, es lo único que necesito.

Saben, tengo ganas de entrar a una noche bohemia, quiero entrar, robarme unas chelas y suplicarle a las guitarras que arrullen mis sueños, pero para eso tendría que tener sueños y a decir verdad me los robaron hace poco, me emocionaron, me enseñaron un mundo mágico mientras volaba sobre una alfombra y al final me cerraron los ojos y me hicieron olvidarlo todo.

Las ciudades se ven mas bonitas desde arriba, desde lejos, desde aviones o desde paracaídas, por lo mismo la gente dice que si quieres analizar tu situación la veas con un punto de vista exterior, no porque sea mas fácil de descifrar, simplemente porque no se ve tan mal, tan aterradora, te da oportunidad de quitarte el miedo, de levantar algunos fantasmas y matar algunos demonios. No los extermines a todos, algunos son muy útiles y bonachones, te van a joder, pero te van a querer.