Newsletter octubre 2019

Image for post
Image for post

Octubre

Ya estamos inmersos en el otoño, aunque el termómetro no lo termine de asumir, y la vuelta al cole ha sido realmente intensa con un montón de citas que han puesto de manifiesto lo que de verdad nos preocupa… o debería.

South Summit 2019, el evento de referencia para Emprendedores; enlightED, para educadores y Mujeres y Liderazgo, un foro al que asistieron mujeres y hombres de primer nivel realmente inspiradores y comprometidos ‘por un mundo 5050’, al igual que Forbes Summit. Y no me puedo olvidar de Emergente 2019, el evento de referencia de la industria 4.0 en nuestro país.

Y a eso sumémosle que la anterior newsletter ha traído muchísima cola. He recibido un montón de correos y mensajes comentando alguno de los artículos que cito en ella, y un buen puñado de interesantes reflexiones acerca del momento en el que estamos y hacia dónde nos dirijimos.

Por cierto, que no quiero olvidarme tampoco de la lista colaborativa en Spotify. Seguís aportando títulos. ¡Me gusta!

Ya veis, el curso ha empezado con ganas y… ¡qué siga!

¿Qué os cuento?

Este fin de semana, en el Foro La Toja, Josep Piqué dijo que ‘es vital que la tecnología esté al servicio de las personas y de su libertad y dignidad, y no al revés. Es el reto hoy del nuevo humanismo’. Y no puedo estar más de acuerdo.

Estamos viviendo un momento apasionante lleno de retos en el que la tecnología lo está redefiniendo todo a nuestro alrededor y, por tanto, es el momento de actuar para que el desarrollo tecnológico vaya a la par que el avance social y permita un crecimiento inclusivo mejorando la vida de las personas.

Image for post
Image for post

Porque estamos inmersos en una revolución mayor que todas las anteriores, teniendo, como decía, a la tecnología como protagonista, y también como oportunidad.

Una oportunidad para el cambio social, la lucha contra la exclusión e impactar de verdad en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS 2030).

Imaginaos las oportunidades que nos puede ofrecer, por ejemplo un mayor nivel de conectividad móvil.

65,6 millones de personas han sido desplazadas de sus hogares a la fuerza: el BigData podría facilitar información en tiempo real sobre movimientos y necesidades urgentes de estos desplazados por catástrofes naturales y desastres humanitarios.

400 millones sin acceso a atención sanitaria: el 3G, y ya no digo el 4G o la todavía incipiente 5G, y las redes wifi de larga distancia ayudarían a distribuir medicamentos, enviar imágenes de dolencias y formar a distancia a sanitarios locales.

Y que os ponga como ejemplo la conectividad móvil como ejemplo no es casual, ya que su penetración es brutal: más de 5.000 millones de usuarios únicos, convirtiéndolo en la herramienta con mayor capacidad para generar impacto social en la lucha contra la pobreza.

Image for post
Image for post

Y en todo esto el papel de las empresas se hace fundamental ya que cada vez se les exige un mayor compromiso con el impacto social positivo.

En Estados Unidos, 181 de los CEOs de las mayores empresas, han firmado un documento en el que dicen que comparten una visión en la que prima la mejora de la sociedad y no la generación de beneficios

Y es que parece que se han dado cuenta de que el capitalismo no funciona tan bien como debería: el empleo es abundante, pero el crecimiento es lento, la desigualdad demasiado alta y el medio ambiente se resiente.

Se está produciendo un giro hacia la ‘economía del propósito’ y ésta va más allá del lucro y al frente están empresas basadas en valores, unos reguladores que facilitan esos objetivos y unos consumidores totalmente conscientes y comprometidos.

En nuestro país, 28 de los 35 miembros del IBEX han mostrado su compromiso públicamente con la Agenda 2030.

Y Millenials y Generación Z lo tienen claro: más de un 85% piensa que el éxito empresarial debe medirse por mucho más que indicadores económicos y, obviamente, los responsables de Marketing de las organizaciones lo tienen muy en cuenta.

Image for post
Image for post

Queda un largo camino por delante, pero no podemos dormirnos en los laureles, ya que si algo diferencia a esta Cuarta Revolución Industrial del resto es la gran velocidad a la que sucede todo.

Una velocidad que nos puede hacer mirar para otro lado, verlo todo como algo ajeno y que eso provoque en el futuro la indeseable desigualdad.

Hace 189 años del primer viaje en tren y en ese periodo hemos vivido más avances que en los 200.000 años anteriores.

La Cuarta Revolución Industrial se caracteriza por la fusión de diferentes tecnologías y disciplinas, como la ineligencia artificial, la robótica, la biotecnología…

Esto puede ayudar a gobiernos y reguladores a ser más accesibles, transparentes y ágiles; y a las empresas, más innovadoras y productivas trabajando bajo un modelo de ‘siempre conectado’ y ‘on demand’.

La colaboración entre instituciones, startups y grandes corporaciones será algo normal y el cambio de modelo de empleo por uno siempre temporal será lo habitual, teniendo que estar siempre al día y enfocándose continuamente en las habilidades que se necesiten en cada momento, lo que puede que genere algo de inseguridad en los ciudadanos, aunque el 87% de los responsables de organizaciones, consideren que la industria 4.0 generará más igualdad y estabilidad social. Quizás sea necesario ir pensando en crear un nuevo ‘contrato social’ e ir preparando el terreno para regular la actividad de robotsy sistemas de inteligencia artificial mientras nosotros no dejamos de formarnos durante toda la vida.

Como decía José María Álvarez-Pallete esta semana en la inauguración de enlightED, ‘este proceso de transición digital, si hay dos cosas que tiene que ser es: inclusivo y justo’ porque sí, ‘es el momento de poner a las personas primero’.

Lecturas recomendadas

La mente de los justos: por qué la política y la religión dividen a la gente sensata. Jonathan Haidt. Deusto, 2019: En estos momentos de tanta polarización, ¿por qué no podemos llevarnos bien?

Vigilancia permanente. Edward Snowden. Planeta, 2019: ‘Me llamo Edward Snowden. Antes trabajaba para el gobierno, pero ahora trabajo para el pueblo’. El resto os lo podéis imaginar.

Archer M. Huntintong. Patricia Fernández Lorenzo. Marcial Pons, 2019. Fantástica biografía del mayor coleccionista de arte y cultura hispánica de América. Fundador de la Hispanic Society of America. Un enamorado de nuestro país que ayudó a potenciar las relaciones bilaterales mediante innumerable correspondencia con sus Amigos españoles.

Image for post
Image for post

Written by

Designing Better Business for a Better World. Senior Advisor Bookker, Kabel, Taalentfy, OpenExO. Profe UB-IL3 . #Marketing #Estrategia #Innovación. Aprendedor

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store