Querido Emprendedor:

José Luis Casal
Sep 23, 2018 · 4 min read

¿De verdad? ¿Hablas en serio?

¿Por qué quieres hacer esto? Espero que no sea porque es lo mejor que se te ha ocurrido, sin más, o porque ya no sabes qué hacer con tu vida.

Convertirte en empresario es sencillo, convertirse en empresario de éxito es realmente complicado.

Parece que se ha puesto de moda eso de querer ser Emprendedor y muchos incautos se suben al carro. La gente se enamora de la idea de ‘seguir su propio sueño’, alimentándose de la llama de la Pasión y controlar su propio destino. Y la verdad, es que dicho así, romántico lo es un rato.

Pero odio ser el aguafiestas portador de malas noticias. La gran mayoría de los empresarios fracasan. Y no es cuestión de agarrarme a las estadísticas que se publican con frecuencia. Hablo de sentido común… y experiencia. Es muy difícil convertir una idea en realidad. Y mucho más difícil todavía hacer que esa realidad sea realmente importante.

Facebook, Google, eBay, Amazon… vaya ideas eh! Todos hubiésemos querido ser el que tuvo ‘esa idea’. Pero es complicado. Muchas veces el mundo no está preparado para una nueva idea, y la mayoría de los proyectos se quedan sin tracción. Los Emprededores más intrépidos vuelven a la ‘mesa de dibujo’ y vuelven a diseñar y no se cansan de validar una y mil veces. Pero son casos excepcionales.

La mayoría caen en un espacio intermedio, donde parece que puede haber algo de tracción, pero falla el volante, o las posibilidades de escalado son limitadas… Es un lugar de demasiada incertidumbre, donde es demasiado peligroso permanecer.

Pero veo que lo tienes claro, y pese a lo que te acabo de contar quieres continuar, ¿no? Me atrevo a abusar de tu confianza y te hago algunas preguntas, ¿vale?

¿Qué es lo que te mueve a hacerlo? ¿Es por dinero? ¿Es por impacto? Ten claro qué persigues desde el principio, o siempre estarás perdido.

¿Tu idea te apasiona locamente? Esta pregunta es tan, tan importante… Y es que si vas a perseguir tu idea, estarás años despertándote todas las mañanas con ella en la cabeza, hablarás de ella a tu entorno, equipo, stakeholders…

¿Quién te acompaña en esta aventura? Ir sólo es una locura. Un suicidio. Y según quién te acompañe… también. Busca a tu socio ideal, sed complementarios. Estad enamorados ambos de la idea. Y lo mismo con el equipo, que sea lo más profesional posible desde el principio. Escapad del colegueo y del favor de turno. Compromiso infinito y preparados para las duras y las maduras.

¿Qué tal te llevas con el riesgo? Si buscas y necesitas seguridad, quizás ser empresario te dé demasiados disgustos y muy poca felicidad. Piénsalo.

¿Puedes vivir con bajos ingresos durante largos periodos de tiempo? ¿Puedes renunciar a vacaciones, caprichos…? Ser empresario no va asociado a tener un sueldazo desde el minuto uno, un cochazo y cosas por el estilo. Todo lo contrario. Algún caso que conozco llegó a dormir en el coche durante una buena temporada y se duchaba en el gimnasio antes de ir a trabajar.

¿Estás dispuesto a trabajar más duro y en condiciones mucho más estresantes que nunca? Si das el paso te tocará asumir todo tipo de roles, cargar con una responsabilidad brutal. Tendrás que velar a diario por el bienestar de tu equipo y la satisfacción de tus clientes.

¿Te gusta el reconocimiento público? No me digas que sí. La humildad es ingrediente fundamental. Ten fe en ti mismo. La fuerza ha de salir de tu Pasión por la idea y la ilusión por hacerla realidad y así poder cambiar tu mundo.

¿Estás preparado para el ¡NO!? ¿y cómo vas de resiliencia? Recibirás negativas constantes de clientes, proveedores, inversores, socios… y no puedes venirte abajo. Todo ese feedback ha de cargarte las pilas. Es una ayuda excelente para mejorar lo que haces.

Y es que tienes que estar súper convencido. Es una carrera de fondo. Así que si logras superar todas estas trabas y la lata que te estoy dando, acepta este consejo:

¡A por ello!

No hay nada más divertido que crear algo a partir de la nada.

Manten los ojos bien abiertos.

Determina y cumple a rajatabla tu dedicación al proyecto y los recursos que destinarás a éste. Comprométete con ello. ¡Escríbelo y fírmalo! y haz que tu entorno más cercano lo tenga claro y te apoye. Lo digo muy en serio. Porque habrá que hacer muchos sacrificios y han de estar preparados y entender el por qué o la factura personal puede ser demasiado cara.

En cuanto ese compromiso está grabado a fuego, pon toda tu energía para que sea un éxito. Enfócate. Prepárate… y adelante.

Piensa que es, como decía, una larga carrera de fondo en la que jamás estaremos preparados para atrevernos a hacer lo que muy pocos harían y para vivir como muy pocos podrían, en la que la esencia no ha de estar supeditada al dinero, sino a cambiar el mundo.

Recibe un fuerte abrazo,

José Luis Casal

Written by

Designing Better Business for a Better World. Advisor OpenExO, Bookker & Taalentfy. #CMO #CIO #Marketing #Estrategia #Innovación #ExO. Eterno Aprendedor

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade