Las empresas familiares permanecen porque sus propietarios tienen un propósito que las conecta con la sociedad

Image for post
Image for post

Es importante tener referentes. Personas a las que admiras y respetas, y que diseñan, muchas veces sin saberlo, el camino que recorres. Se convierten en maestros que dejan una profunda huella y su influencia no se detiene.

Así es Manuel Bermejo (ya lo conocemos en Sintetia), alguien inspirador que siempre me ha llevado a dar lo mejor de mi y a no perderle nunca de vista, como si de un faro se tratara, para navegar con seguridad sin temer chocar con las peligrosas rocas y bajos que acechan en la singladura que llamamos ‘vida’. …


Image for post
Image for post

Mayo

Como alguien decía por ahí, abril se convirtió en ‘cerral’.

Seguimos confinados en nuestras casas, los afortunados teletrabajando y los demás, o en un ERTE o pensando qué hacer con sus negocios… y sus vidas.

El escenario no se presenta muy halagüeño y la sensación de abandono y de improvisación de los que llevan el barco tampoco ayuda mucho.

Veremos qué pasa. Porque visto lo visto estos días, e imaginando lo que puede venir después de las perspectivas, prudentes, del Gobierno, inevitable no pensar en Dickens y su ‘Historia de dos ciudades’:

‘Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos en derechura al cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto. En una palabra, aquella época era tan parecida a la actual, que nuestras más notables autoridades insisten en que, tanto en lo que se refiere al bien como al mal, sólo es aceptable la comparación en grado superlativo’. …


Image for post
Image for post

Abril

Decía en la anterior que la primavera estaba a la vuelta de la esquina. Pues bien, ya está aquí.

Y ha venido con fuerza. Tanto que la operación salida, ha sido de entrada… en casa y aquí seguimos.

Con eso que ya no es ‘como una gripe’ y que nos ha colapsado a todos por completo. Tanto, que esas mascarillas que no son necesarias se han vuelto imprescindibles.

O ese exceso de transparencia se ha convertido en un ‘bla, bla, bla’ constante. Vacío… o lleno de lo que te quieran decir para que te lo creas… o no.

Bravo por todos los que, de verdad, arriman el hombro estos días. Sanitarios, servicios del orden, logística, alimentación, limpieza… y todos esos Empresarios y Emprendedores, muchos anónimos, que hacen posible que todos nos sintamos más arropados y guardemos la esperanza de que es posible salir de ésta, agotados, pero con los cimientos bien puestos. …

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store