Pero y a vos, ¿qué te llevo a escribir?
Solda Tejada
31

Pues recuerdo y recordando que me llevó a ponerme a escribir, me voy para atrás en mi propia historia y busco. Mis eternas cartas a mis amadas; mis cuentos desesperados; Amadis de Gaula y el Quijote en aquel lugar de La Mancha; un fragmento de Otelo; retrocedo más y me encuentro con películas y cómics y aún me voy más atrás y me encuentro con mi hermano animándome a crear hasta que doy conmigo mismo dibujando una batalla, una bota de un sujeto que salta por los aires peleando por la Independencia de Venezuela. Y justo allí, en ese recuerdo borroso, de una hoja casi blanca y luego desechada es que encuentro la razón de mi escribir. Y la razón es tan simple como compleja: escribo porque dibujo y mis dibujos necesitaban historias.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.