La mentira política

La utilización de la mentira en política es un viejo recurso que continuamente se renueva, y al que muy pocos se atreven a renunciar. Lo que resulta sorprendente no es que se mienta, sino que las mentiras salgan gratis y sean cada vez más fáciles. Esto sí es un problema y nosotros lo padecemos de manera bastante grave. Los políticos mienten cuando no tienen otro remedio, pero si los electores los creen porque lo creen todo, o porque los quieren creer sin pensar ni mínimamente en si lo que se nos dice es mínimamente verosímil, entonces sucede que las mentiras empiezan a ser cada vez más gordas y más burdas.

Estas elecciones podrían verse bajo el prisma del premio al que más miente, hasta el punto que algunos, no es mi caso, creen que otro mentiroso habitual, me refiero al PSOE, está fuera de juego por mentir demasiado mal, de forma que se debate la cosa entre las mentiras habituales de Rajoy o las nuevas mentiras coletiles. Rajoy no se ha esmerado demasiado en emplear nuevas mentiras, pero es porque ha comprobado hasta la saciedad que su arsenal habitual tiene mercado, un mercado decreciente, como se verá, pero todavía importante, mientras que los de la coleta están en una carrera desenfrenada de mentiras adolescentes porque creen, y tal vez acierten, que sus públicos están tan hartos de las mentiras consagradas que están dispuestos a tragar cualquier cosa, y eso les permite ser socialdemócratas y comunistas, antisistema y legalistas, defender la libertad y amenazar con la trena la primero que se mueva, y así con todo. No es una gran noticia que haya alza para este mercado, pero así son las cosas y así serán hasta que pase este momento, lo que ocurrirá cuando alguien no les mienta, o haga todo lo posible por no hacerlo, pero, ahora mismo, se trata de una oferta muy escasa y rara, la verdad. Esperemos que la decepción inevitable haga que acabe creciendo, y no sea demasiado tarde.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.