Member preview

Tendencias a observar en 2018

Aunque no sepamos lo que va a pasar, algunas pistas a tener bajo el radar.

Blockchain

Tras la fiebre del bitcóin y la locura de los criptogatos, llega la hora de centrarse en el nuevo paradigma tecnológico de internet: hay que estudiar, pensar, entender y aplicar el potencial de blockchain en todos los ámbitos de actividad que ya se vieron transformados por la revolución de la red.

Chatbots

Posiblemente muchos de los problemas de escala que han ido emergiendo tras la manida metáfora de la conversación, puedan encontrar mecanismos eficaces de resolverse mediante la automatización, la inteligencia artificial y el aprendizaje de la conducta del usuario. Los asistentes virtuales saldrán de los teléfonos y se irán extendiendo a todo tipo de dispositivos que requieran simplificar la interacción volviendo a dotar de poder a la voz humana.

Datos

Recoger, procesar, interpretar, utilizar y representar visualmente grandes masas de datos seguirán siendo capacidades absolutamente estratégicas en todos los sectores económicos que dependan de manera más o menos intensiva de la información como recurso. El contenido generado por los usuarios, la información recogida en sus dispositivos y los sensores que conectan a internet con las cosas, han cambiado la escala de los datos disponibles y han acabado con los sistemas tradicionales de procesarlos.

Comercio electrónico

Aunque Amazon siga siendo el rey, el fenómeno del comercio electrónico no se limita a las empresas nativas digitales, sino que se extiende con fuerza entre las marcas que consiguieron su prestigio y clientela en el mundo físico. Buena parte de la transformación digital de las empresas tendrá que ver con su adaptación a las ventas online.

Contenido efímero

Las Snapchat Stories, las Historias de Instagram y de Facebook, así como las Series de Medium son una buena muestra de la creciente popularidad de los modelos de storytelling nativos del entorno mobile. La producción y el consumo de contenidos efímeros son señas de identidad de las nuevas generaciones digitales.

Gestión editorial de plataformas sociales

La difusión viral de fake news y otras manipulaciones de la opinión en las redes, así como la proliferación del discurso del odio y el acoso, han puesto definitivamente contra las cuerdas a las redes sociales que ya no pueden seguir esquivando su responsabilidad editorial en plataformas que hace tiempo dejaron de ser meramente tecnológicas.

Influyentes

La profesionalización de la influencia es un efecto indirecto de la masificación de las voces públicas que trajeron, primero los blogs, y luego las redes sociales. Los nuevos intermediarios no sustituyen a los críticos profesionales, pero están definitivamente más cerca de las necesidades y estilos de los segmentos más jóvenes en todo tipo de mercados.

Live Streaming

El vídeo seguirá siendo el rey de la seducción online, pero al igual que el directo (junto con la programación) concedió estatus de medio a la televisión frente al cine, el streaming se está configurando como el modo nativo del audiovisual en la red. Las mejoras del ancho de banda y de los algoritmos de compresión están convirtiendo al streaming en el sustituto imparable de las descargas.

Podcasting

Aunque hace tiempo que ha dejado de ser un fenómeno o una novedad, el podcasting tiene pendiente su gran salto a la arena social. Al igual que le ocurrió a los blogs, el podcasting está llegando a ese punto de inflexión en el que una tecnología sale del circuito de los iniciados y resulta socialmente adoptada.

Realidad virtual y aumentada

Todo parece indicar que los Facebook Spaces serán la nueva Second Life, y que los móviles no solo servirán para navegar por el mundo virtual, sino y cada vez más, por el mundo físico. Las siempre tambaleantes fronteras entre lo digital y lo físico, acabarán por derrumbarse. Nuestra experiencia de la realidad entrelazará de modo creciente los dos planos.

Robots

Así como el impacto político de las fake news nos hizo caer en la cuenta de que en las redes sociales estábamos conviviendo a diario con miles de bots, también en el mundo físico podría ocurrirnos que nos demos cuenta demasiado tarde del poder que han acabado concentrando los algoritmos y las máquinas que hemos programado para que sean autónomas. Sigue pendiente un debate profundo y sosegado acerca del impacto ético, jurídico, económico y social de los robots en un mundo que acabaremos compartiendo.

Twitter

La deriva de la otrora plataforma de los 140 caracteres no tiene visos de detenerse en los 280, pero lo cierto es que nadie sabe qué rumbos tomará. Twitter se ha ido dejando su identidad a jirones persiguiendo al fantasma de Facebook y mucho me temo que nos seguirá dando sorpresas. En cualquier caso, lo que pase con Twitter seguirá afectando de manera notable al ecosistema de las redes sociales.


English version: Trends to observe in 2018.