No hay derecho de autodeterminación en Cataluña

El derecho de autodeterminación es una institución jurídica del Derecho Internacional Público, configurado por las normas acordadas entre los Estados tanto a través de los Tratados que suscriben directamente, como mediante los organismos internacionales por los mismos constituidos.

No hay un Leroy Merlin del “haga Vd. su propio Derecho, siguiendo estas sencillas instrucciones, sin necesidad de tener ni puta idea”. Así que el contenido del derecho de autodeterminación no queda al albur de cualquier “cuñao” que sepa juntar letras.

Marditos cuñaos…

El derecho de autodeterminación existe porque lo dice la ONU. Pero existe porque lo dice la ONU y -qué cosas- como lo dice la ONU. Y la ONU dice varias cosas:

Que los pueblos de los Estados constituidos -y son Estados no quienes se autodenominan así, sino los que son reconocidos como tales por la comunidad internacional- son titulares del derecho de autodeterminación en ejercicio de la soberanía popular y en garantía de la integridad territorial (así, el concierto de las naciones hubo de acudir en ayuda de Kuwait cuando en 1991 fue anexionada por Irak, o nunca reconocerá la invasión de Crimea por Rusia). En España, sólo el conjunto del pueblo español es titular del derecho de autodeterminación.

Que una nación no necesariamente debe conllevar su propio Estado. Jodeos si os parece mal, pero es así. Por poner un ejemplo, si la nación se configura por la lengua, ello implicaría una ONU con más de 6000 Estados miembos, que vamos: ni la República Galáctica, a la vista de lo grande que era su Senado allá, en Coruscant.

Que el derecho de autodeterminación asiste a los pueblos colonizados (ojo: cuando no tengan que ser retrocedidos a otro Estado) o represaliados en razón de sus condiciones étnicas. Y, por ejemplo, en España no hay ningún pueblo en que concurra alguna de dichas características.

Por un lado, porque sólo son pueblos colonizados los reconocidos por la ONU, extendiendo -para el caso de retrocesión- el concepto a “territorios” colonizados. Así, por ejemplo, entre los poquísimos territorios aún objeto de la Comisión de Descolonización de la ONU figura Gibraltar -sin reconocérsele el derecho de autodeterminación de sus colonos por proceder su retrocesión a España (igual que con las Malvinas)-, o el territorio de la República Árabe Saharaui Democrática -aquí sí con derecho de autodererminación sin retrocesión-; y no figura ni Ceuta y Melilla -las reclamaciones marroquíes no encuentran sustento jurídico-internacional alguno- ni, sorpréndanse, Cataluña, País Vasco, Galicia, el Valle del Kas ni Cartagena. Qué cosas.

Por otro lado, tampoco encontramos en España ningún caso de pueblo alguno represaliado por sus circunstancias étnicas. Es ello por lo que ETA provocaba con su estrategia de acción-reacción, buscando una guerra en el País Vasco que hiciera emerger ahí un derecho de autodeterminación que finalmente nunca tuvo que reconocer la comunidad internacional. El nacionalismo catalán, como todos los nacionalismos, está embarcado, ahora hasta el delirio, en argumentos épico-victimistas por los que algún gilipollas dirá que son un pueblo represaliado. Pero…

…la verdad es que el Estado español respeta la nación catalana (sí, Cataluña objetivamente es una nación, y hasta subjetivamente eso se la pone dura a quienes se alimentan -digo yo- de esteladas). Si el elemento diferenciador entre un catalán y, pongamos, un extremeño es la lengua española que cada uno habla, la catalana goza no sólo de protección, sino hasta de sobreprotección en Cataluña. Incluso se respetan las instituciones como la Generalitat que había en Cataluña cuando era una autonomía de la Corona Aragonesa, ente soberano éste en el que desde hace siglos se encuentra subrogado el Estado español.

Como está claro que Cataluña no es titular del derecho de autodeterminación, los supremacistas catalanes se han inventado el concepto de “derecho a decidir”. Pretenden crear una figura con efectos en la comuniadad internacional imponiéndoselo a la comunidad internacional …que. lógica y afortunadamente, no dedicará un segundo a ocurrencias de juntaletras.

Sí: he dicho “supremacistas catalanes”. Aquí de lo que se está tratando es de que hay gente (una minoría, que ni con sus engañados llegan a la mitad de los ciudadanos de aquella -sí- nación) que no quiere juntarse con el resto de los españoles, que nos ven como una rémora, que no quieren la igualdad con nosotros, que nos niegan la libertad de autodeterminarnos al conjunto de los españoles …que niegan la solidaridad entre los españoles, porque -“la pela es la pela, nen”- de lo que va es de eso. Como le espetó Stephen Sackur, periodista de la BBC, a Raül Romeva, candidato nº. 1 de la derechista CDC,

Vosotros os queréis ir porque sois más prósperos que ellos y no queréis ninguna clase de redistribución para que vuestra riqueza ayude al resto de España
Show your support

Clapping shows how much you appreciated Jota L. Prieto .·.’s story.