Panta rei misticismo ateo y nada en paricular. Bodrio.

Todo fluye…y uno observa el fluir,reaccionando de acuerdo a como interpreta lo que observa. O no recciona en absoluto si logra observar en silencio sin expectativas.

Elegimos unos delincuentes hace un par de décadas para que gobernaran el país. Lo hicimos en medio de un berrinche colectivo desde la emocionalidad y lejos, muy lejos de la razón. Los delincuentes se han dedicado a delinquir. Que otra cosa podía esperarse? Instauraron un sistema destructivo, roban , matan torturan, falsean elecciones, inspiran todos los sentimientos bajos en sus congéneres. No descansarán hasta que no quede piedra sobre piedra.

Hemos intentado múltiples acciones para desalojarlos del poder. hasta ahora hemos fracasado.

Que expectativa teníamos? Cuales son las acciones subsiguientes? dejemos que quienes entienden definan el rumbo. No formo parte de los entendidos.

Miro entonces mis sensaciones hasta que desaparecen unas y entran otras y me siento mas tranquilo. Planeo mi próximo movimiento. Seguramente evasivo. Un viaje o algo así. Convencido de que” hacemos planes para que dios se ria”.

Hace un par de semanas perdí el conocimiento en 2 oportunidades. Me recuperé y no hubo consecuencias deletéreas permanentes. Acabo de cumplir 60 años. Algunos de mis contemporáneos ya se han ido.Llevo años teorizando sobre mi muerte y fantaseando que la uso como consejera.Otra fantasía: meditar en acción. Consiste en observarme sin juzgarme y sin querer cambiar. La primera idea la aprendí de Carlos Castaneda o mejor de Don Juan Matus su personaje. Según eso la muerte esta siempre a nuestra izquierda y la podemos “ver” si tenemos la energía suficiente. Verla de vez en cuando nos pondría en una perspectiva muy intensa nuestra propia vida, nuestras prioridades y la importancia que asignamos a cosas personas eventos afectos y desafectos. La segunda idea es la receta de Krishnamurti: obsérvate sin juzgarte y sin querer cambiar .Si tenemos prendido lo mas que podamos nuestro propio observador actuamos con una consciencia distinta, mejor, mas elevada. Estamos mas despiertos, menos dormidos. Son dos caminos a la sabiduría. Me gustan. Ojalá actuase todo el tiempo bajo el influjo de ese par de ideas y recorriera ese camino.No ha sido así. La mayor parte del tiempo ando dormido en vigilia o dormido en el sueño, pensando y pensando. Viviendo en ese par de ficciones que son el pasado y el futuro.

Anhelo el silencio, y vivo elaborando ruidos mentales. Una vez me advino el silencio y me asusté. Creí que tenía un infarto cerebral. En otra oportunidad experimenté algo inefable,una sensación de totalidad de ser uno con el universo.

Desde que tengo memoria he estado buscando algo: Diós , la sabiduría, el sentido de la vida “lo que no se me ha perdido”.Diós es una idea y la vida ,el Universo no necesitan sentido alguno. Somos nosotros los que necesitamos entender, adjudicar vectores, discriminar importancias.

La sabiduría es un capítulo aparte: he conocido personas sabias. No eruditas: Sabias. Aunque la sabiduría y la erudición no son excluyentes , la última puede convertirse en un peso en el ala porque trae la soberbia que es el epítome de la estupidez. Preguntarse ,mirar el cielo de noche y reirnos de nosotros mismos son buenos antídotos.

Me gusta la erudición. La he cultivado leyendo incesantemente desde los 11 años. Ha sido una erudición indigesta y lúdica, guiada por el placer que me causaba la lectura. Como sé que no soy mas importante que una cucaracha, y me hago infinitas preguntas me pesa poco la poca erudición que conservo. Además olvido la mayoría de lo que leo.

Uno busca el placer y escapa del dolor. Buda dice que la vida es sufrimiento y que el sufrimiento puede ser evitado.Para lograr eso hay que comprender que el placer y el dolor son dos caras de la misma moneda y dejar de buscar el primero. Suena bien. Nunca he podido siquiera intentarlo con seriedad. Trato de no “quedarme pegado en el placer” de no cultivar su necesidad, de manejarlo con cierto desapego. y eso si lo he conseguido. . Si uno sabe que todo fluye ,se apega menos.

Otro postulado intrigante y capital es que el yo no existe, es una ficción, un personaje que nos empeñamos en conservar con devoción y que constituye la causa de todos nuestros males. Ayn Rand dice todo lo contrario: Un yo fuerte al que le importa poco la aprobación ajena y los convencionalismos es el camino de elección para ser libre y desarrollar al máximo nuestro potencial.Un ego con esas características es prácticamente invulnerable, es el desapego en persona y por lo tanto capaz de actuar con total desprendimiento. La diferencia con un psicópata es que este último no siente empatía. Me gustan las dos ideas que son evidentemente contrapuestas. Hasta ahora no he podido deshacerme de mi ego pero si lo he domesticado y la herramienta mas efectiva ha sido el cultivo del desapego, del andar escotero y de observar la “vanidad de vanidades, todo es vanidad” en mí y en los demás.

Escribo esto para mi mismo y lo publico porque tal vez a alguien le interese o le divierta o le provoque leerlo. Dejo hasta aquí este bodrio. Espero que vendrán otros porque me propongo hacer calistenia escritural.

Like what you read? Give jose luis quintero medina a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.