Los cacharros que a mí me gustan

Los frenos de mi bici nueva…

Leyendo el artículo de Roberto Canales Mora sobre los cacharros que nos gustan me di cuenta que efectivamente disfruto el simple hecho de buscar y documentarme sobre todas las opciones que tengo al momento de comprarme un “cacharro”.

Como soy de los que piensa que los hombres no maduramos sino que nos comprando juguetes más caros, suelo tomarme mi tiempo para escoger la mejor opción y no arrepentirme por haber tirado el dinero.

Dicho esto y respondiendo al reto de Roberto Canales Mora sobre los cacharros con los que ando de momento, les puedo contar que ando buscando una bici nueva.

Para ponerlos un poco en contexto, desde hace algún tiempo he venido practicando ciclismo de montaña (como aficionado obviamente) y en la medida que he conocido nuevas rutas me he dado cuenta que también me gustan las bicicletas de carretera tanto por el rendimiento como por las distancias que puedo alcanzar.

Tras haber aceptado el hecho que quería una bicicleta de carretera empezaron las tareas de investigación, y con ellas fueron surgiendo dudas en cuanto a los materiales y componentes que debía tener en mente.

Por ejemplo:

  • ¿Carbono o Aluminio?
  • ¿Ultegra o 105? se que hay gamas superiores pero recuerden que no me voy a ganar la vida sobre la bici.

En fin, una a una empece a resolver cada una de mis dudas hasta que me tope con una que aun no he logrado resolver. ¿frenos de disco o de zapata?

La duda me surge porque al gustarme el ciclismo de montaña no descarto la posibilidad de en algún momento pueda meter mi bici de carretera por algún tramo de tierra (al mejor estilo del ciclocross).

Pero… ¿es esto una aberración? pues leyendo sobre el tema me parece que no es tan descabellado ya que la UCI (Union Cycliste Internationale) permitirá su uso de estos disco en algunas competencias oficiales.

Pero realmente vale la pena invertir dinero en ponerle estos frenos? y por el contrario son peligrosos?

En la práctica y según he venido leyendo, los factores que han determinado que no se usen en competiciones oficiales son los riesgos a los accidentes en los que los frenos se convierten en cuchillas que puedan afectar al pelotón. Motivo que no me parece que pueda afectarme demasiado porque no voy competir en el Giro de Italia o en el Tour de Francia.

Ahora y algo que quizás si debería tomar en cuenta. ¿el rendimiento realmente es mejor como para invertir en ellos?

Pues conseguí un video de la gente de MMR donde parece que funcionan mejor en situaciones extremas.

Frenos de Disco Hidráulico vs. Frenos de Zapata.

Tras ver el video (asumiendo que no es un sesgo publicitario para vender bicicletas) y analizando que los riesgos no son tan relevantes como los beneficios de un buen sistema de frenos, debo aceptar que inicialmente me inclino por colocarlos en la configuración de la bici que busco.

En fin, quisiera seguir buscando opiniones y escuchar opiniones de ciclistas que los hayan usado ambos para así determinar si finalmente vale la pena invertir ese dinerito extra que cuestan.

Like what you read? Give Jose Mangialomini a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.