#3

365 Días Contados

No hay camino que limite a quien desea volar,
el viento y el ego son uno, nada te puede frenar.
Paso a paso, el horizonte empieza a brillar
como algo tangible que se puede alcanzar.

El corazón se agita y el viento se vuelve piel,
eres invencible, y nada te puede detener.
La distancia dejó atrapado a tu antiguo ser,
eres algo nuevo, y nada te puede detener.

Nada te puede detener.