#4

365 Días Escritos

Este camino no se conquista sin fundirse en él,
no es una batalla ni una contienda, es vivir.
Mi vida me la pasé buscando lo que no se encuentra,
hasta que sin buscar, pude encontrarme a mi.
Y ese momento fue mágico porque vi mi rostro,
invadido por una emoción que no tiene fin.

Más alto, no hay nadie más que uno mismo,
Más alto, respiro el aire que no tiene tiempo.