Por qué fallar rápido te salvará la vida: Lo que Bezos y Toyoda tienen en común

jose m perez prado
Jul 24, 2016 · 4 min read
Sakichi Toyoda, inventor de la cultura del fallo

Donde empezó todo…

Hace 150 años a Sakichi Toyoda, considerado el padre de todos los inventores japoneses y fundador del imperio Toyota, se le ocurrió que podía ser una buena idea provocar el error cuanto antes cuando fabricaba cosas.

Así por ejemplo inventó la técnica jidoka para parar automáticamente las máquinas en una cadena de montaje cuando detectaban un error o la popular técnica de los 5 ¿por qué?, que busca encontrar la causa última de un problema. Ambas técnicas perseguían una misma cosa que obsesionaba a Sakichi: Si identificas el error cuanto antes y lo corriges, ahorrarás mucho dinero.

Dudo que el señor Toyoda pensara que aquel planteamiento acabaría llevando a Toyota a liderar el mercado del automóvil. Y lo que aún dudo mucho más es que Sakichi pensara que su teoría acabaría revolucionando el mundo de los negocios.

Por qué saber fallar es relevante hoy

Y es que en un contexto incierto, hipercambiante y ultracompetitivo como el actual fallar rápido y a bajo coste es muchas veces la única salvación para empresas que, con pocos recursos, se enfrentan al abismo de la innovación con estadísticas que dicen que hoy entre el 75% y el 95% de los nuevos productos y negocios, fracasan.

Las pequeñas empresas tecnológicas, con pocos recursos, fueron las primeras en comprobar las ventajas de la teoría de Sakichi. Aplicando métodos como Lean Startup o Customer Development pudieron comprobar que, detectando y corrigiendo el error cuanto antes y a bajo coste y aplicando el método experimental de prueba y error (heurística), les ayudaba a sobrevivir.

¿Tienes dudas sobre algo muy crítico para tu negocio antes de lanzar? No lo dudes, deja de pensar en ello y dedícate a encontrar la forma más barata y rápida de verificarlo.

Nunca caigas en el error de dedicar mucho tiempo y muchos recursos a desarrollar algo que ni tan siquiera has dado a probar a tu cliente.

Prueba, enseña, prototipa y aprende rápido del feedback recibido antes de hacer la primera gran inversión.

Esta nueva forma de desarrollar productos y negocios, tan intuitiva como poco utilizada, se empieza a imponer en el mundo de los negocios. Tanto es así que algunos gurús del management como Roger Martin no dudan en afirmar que la heurística será una de las habilidades más demandadas entre los directivos del futuro.

Asimismo, estamos viendo cada vez más a líderes tecnológicos que no dudan en exhibir su capacidad para fallar. Este el caso de Jeff Bezos, CEO de Amazon, que en su última carta a los accionistas de Amazon afirmó que Amazon era la mejor empresa del mundo para fallar y que esa era la razón principal por la que, a pesar de haber fallado en muchas ocasiones, han podido traer al mercado negocios tan potentes como Amazon Web Services o su servicio de fidelización Amazon Prime.

A pesar de las claras ventajas de la experimentación y la provocación del error el ritmo de implantación de esta nueva disciplina en las empresas está siendo lento, especialmente en determinadas culturas. Mientras en las culturas japonesa o anglosajona el fallo es algo habitual e incluso bien visto, en otras como en la mediterránea o latina el error siempre ha sido percibido como algo negativo y que se tiene que evitar.

Por esta razón tenemos ante nosotros un reto muy interesante que es empezar a evangelizar sobre las ventajas de fallar y equivocarse.

Quiero ir concluyendo con una serie de recomendaciones que las autoras Anjali Sastry and Kara Penn dan en su libro Fail Better para provocar el fallo de una forma inteligente y triunfar antes:

  1. Fijar las condiciones y el contexto para el fallo. Si no incentivamos el fallo y ponemos facilidades para llevarlo a cabo, difícilmente nuestros empleados darán el primer paso.
  2. Desarrollar nuestros productos de forma iterativa junto al cliente para aprender (y equivocarnos) mientras desarrollamos.
  3. Aprender de los errores. Si no extraemos conclusiones de cada error, no servirá de nada.

Sakichi lo demostró fabricando los coches con menos fallos del mercado y muchos como Bezos lo están aplicando ya para innovar más rápido y de forma más eficiente.

Como hay que fallar y equivocarse para tener éxito lo mejor es hacerlo rápido, de forma frecuente y a bajo coste. ¿Tú lo estás haciendo ya?

jose m perez prado

Written by

CEO y fundador de www.theherocamp.com https://www.linkedin.com/in/josemanuelperezprado/ @jmpprado

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade