“Just Kids” o la polaroid de una generación.

Patti Smith & Robert Mapplethorp (personajes principales de “Just Kids”)

Dentro de la literatura norteamericana un libro intuyó el renacer nostálgico de un sentimiento, o de forma más específica, de un estilo de vida. Just Kids (2010), es un libro procedente de las provincias de la literatura; su autora, Patti Smith (1946 — ?), madre y madrina del punk, y compositora de algunas de las canciones más influyentes de la segunda mitad del siglo XX se transladó de una provincia del arte a otra para crear una obra literaria que rankeó entre las 10 mejores del 2010 (según Publishers Weekly’s), fue finalista del Los Angeles Times Book Prize y National Book Critics Circle Award y estuvo dentro de la lista de bestsellers de Nonfiction del New York Times.

Cabe preguntarse ¿de dónde proviene la fórmula de su éxito?

Como cantante, Patti Smith visitó El Plaza Condesa (Ciudad de México) en el 2013; este fin de semana, a cuatro años de su última visita, regresó, ahora como escritora, a La casa del lago a una sesión de poesía en voz alta. El éxito de este fenómeno (ahora literario) no sorprendió, debámoslo a los 31k de followers (entre ellos Emma Watson) que tiene una cuenta no oficial de twitter — @ThePattiSmithQuotes — . Sin embargo, lo que sí sorprende es la procedencia de Just Kids y su no tan cuestionable calidad literaria.

Just Kids, y aquí pretendo acercarme a una posible respuesta sobre el éxito del libro, no es sólo la mémoire de Patti Smith sobre Robert Mapplethorpe, es también la mémoire de una generación (la de nuestros padres) y el bildungsroman de otra (la nuestra). Es un libro que se alimenta de los sueños, pasiones y modos de vida de estos dos mundos y que esta escrito, a palabras de Barrico (Los bárbaros, 2006), con los caracteres del Imperio. Sus intertextos nos pertenecen, son canciones de Dillan, Joplin y The velvet underground, espectaculares de los Beatles en Times Square, películas de la Nouvelle Vague, y obras de Warhol y Keith Haring.

Just kids, en este sentido, es una polaroid de cartera de una generación, un libro que inevitablemente esta encausado a ir en búsqueda del mundo. Sin embargo, este libro logra transitar en la superficie sin por eso perder su valor y, sobre todo, sin necesidad de despedirse de sus raíces.