Perfecto desastre

Es curioso como las situaciones menos esperadas te llevan a lo que habías buscado siempre.Eso justamente es lo que me pasó a mí,déjenme contarles mi historia.

Soy Alexandra Vásquez y estudio informática.Toda mi vida se ha basado en un teje y maneje de análisis .Cálculos,cálculos y más cálculos.

Ya se han de imaginar que no fuí la niña más popular de la escuela,ni mucho menos la reina del baile de la secundaria.Yo era la que nadie notaba.Iba a clases aprendía me iba y listo,eso era todo.Me iba a mis libros y cálculos.

Al avanzar el tiempo esta actitud se trasladó a mi conducta.No podía tener una relación sin calcularse cada variable,hacer una lista de pros y contras o por lo menos evaluarla como una operación de costo/beneficio.

Por más que cambiaba mi actitud o mis costumbres este característico comportamiento se mantenía constante.Hasta ese momento.

No se cuando pasó,ni mucho menos como pasó pero si se donde y fue en sus ojos.Unos hermosos ojos café que le quitan el sueño a cualquiera.Una mirada bastó para que supiera que quería y no calcular nada solo sentirlo,saberlo…

En ese momento jamás pensé que esos ojos fueran a verme de la manera en la que yo los veía a ellos.Al fin y al cabo el me había visto en mi peor momento y en mi más grande equivocación.

Conforme pasaba el tiempo y mis conversaciones con él aumentaban me daba cuenta que no lo veía como antes.Me empezó a encantar todo de él.Desde su voz hasta sus manos que encajaban perfectamente con las mías.

Pero les juro que lo que más me cautivaba era su manera de pensar.Su manera de hablarme de temas serios y maduros así como luego sin más pasar a reírnos como niños era increíble.

Con el tiempo me di cuenta que él me veía de la misma manera.Con detalles que él ni si quiera notaba se ganaba mi corazón como nunca nadie antes lo hacía.Les juro no se como hacía para moverme el piso y a la vez hacer que me sintiera tan en calma y sin miedo alguno.

Todo era increíble besos de película,salidas cinco estrellas,parecía salido de un libro.Era una historia que quería seguir leyendo sin parar


Él era increíble.

Físicamente tenía todo lo que me encantaba.Sus ojos reflejaban un mundo entero de pensamientos y sentimientos, que yo me atribuí la tarea de estudiar poco a poco hasta entebder un poco más de lo que ahí se reflejaban.Su sonrisa era hermosa,de esas sonrisas que encuentras en revistas.Su cabello me encantaba,brillaba con el sol cual estrella en el cielo,me encantaba acariciar ese hermoso cabello.Sus brazos eran de las cosas que más me fascinaba,eran muy fuertes,en ellos te sentías como si nada malo pudiera pasarte nunca más…

Así podría ir describiendo todo de él : humilde,bondadoso,amoroso,chineado,desordenado,imaginativo y mil adjetivos más pero aún así no entenderian.Ya que no hay palabras para describirlo o al menos describir como se veía ante mis ojos.


Mil aventuras por vivir,mil besos por dar esto y más rondaban por mi mente cuando me abrazaba y sentía que no quería irme de ahí jamás.Quería vivir en ese instante,refugiarme del mundo en sus brazos.

Un día al anochecer entre las cobijas de aquella hermosa habitación.Él me tiene abrazada por la cintura,besando lentamente mi cuello así como mejilla.Yo sabía que todo iba a estar bien mientras ese instante se perpetuara .Pero justo en ese momento en el que me abrazaba y estabamos a punto de quedarnos dormidos…


¡Ding!


Sonó mi despertador.

Sí… así como lo escuchan,todo fue un sueño.Todo fue un desesperado intento de mi cerebro de hacerme creer que el amor de en sueño puede pasarnos a todos,hacerme creer que todos tendremos esa suerte de encontrar una persona que encaje perfectamente con nosotros,alguien imperfecto que a nuestros ojos sea perfecto,incluso no perfecto cómo la gente lo vería si no como un perfecto desastre que encaja justo con nuestra alma y que por ende no cambiaríamos ni un cabello de su cabeza.Pero al fin y al cabo fue solo eso un sueño.

Al pasar los minutos,tras afrontar la realidad de lo que ocurría,corrí,baje las escaleras y mamá me esperaba a desayuar,de pronto aquel perfecto caballero hecho a mi medida viviría solo en mi memoria,solo esperando a que fuera de noche para tener la fortuna de verlo una vez más y hacer de mis sueños otra realidad.