Cumbia Sessions (2) - Monterrey

La ciudad de Monterrey es llamada la “capital industrial” de México. También es la tercera ciudad más grande del país y la capital del estado de Nuevo León. Aquí tienen su sede de empresas transnacionales como Cemex y Femsa, por lo que juega un papel clave en la economía mexicana. Es famosa por su gastronomía, su pasión futbolera y su cultura del trabajo, no exenta de polémicas.

Monterrey se ha ganado un lugar en la geografía sonora de América Latina gracias a su riqueza musical. Históricamente es uno de los epicentros de la música norteña, un género popular de gran importancia en México. Y en los años noventa fue el semillero de muchas bandas de rock, un movimiento que la prensa musical vendió bajo el nombre de La Avanzada Regia.

La cumbia encontró su lugar en Monterrey desde los años setenta y generó uno de los fenómenos culturales más peculiares de México. Gracias a los sonideros (DJ’s populares que amenizaban las fiestas en los barrios) se estableció un gusto por la cumbia y el vallenato original de la costa atlántica de Colombia. Esto marcó una diferencia con otras ciudades de México, donde la cumbia llegó mediada a través de las sonoras y otras orquestas sudamericanas que se establecieron en el país. Así, a muchos colombianos les sorprende que en Monterrey se escucha a Andrés Landero, Aniceto Molinia y al Binomio de Oro. Hoy incluso se celebra un festival internacional de vallenato donde participan grupos colombianos, mientras que músicos regios han participado en el famoso Festival de la Leyenda Vallenata en Valledupar.

El gusto por la música colombiana vino de la mano con otras prácticas tanto en la vestimenta como en el baile, sobre todo entre los jóvenes de barrios de clase baja, como la colonia Independencia, cerca del centro de la ciudad. Incluso, durante mucho tiempo la música colombiana en Monterrey fue asociada con lo marginal e incluso con delincuencia. La cultura cholombiana ha sido objeto de estudio de trabajos académicos y documentales para cine y para TV.

Una de las invenciones de los sonideros regiomontanos fue la cumbia rebajada. Dicen que surgió al pinchar vinilos de cumbia de 45 rpm a 33. Esto genera un sonido lento e hipnótico que se hizo muy popular. Es una especie de dub a la norteña. Dado el carácter de bootleg de la cumbia rebajada, es imposible encontrar ejemplos en Spotify para esta playlist. Se pueden escuchar algunos ejemplos de rebajada en los siguientes links de YouTube: El regreso de la chida (Sonido Duéñez), Virgen de la Candelaria (Andrés Landero, rebajada), y Cumbia sobre el agua.

Respecto a la música original hay que mencionar que en los años ochenta surgieron agrupaciones que tocaban al estilo colombiano en Monterrey, como La Tropa Vallenata, Los Vallenatos de la Cumbia y La Tropa Colombiana. En esta misma década también surgió Celso Piña y su Ronda Bogotá, quien saltó a la fama a nivel internacional hasta 2001 con el disco Barrio Bravo, producido gracias a músicos de rock y hip-hop que buscaban revalorizar su trabajo. Con el paso del tiempo, Celso Piña se convertiría en una de las figuras más populares de la música mexicana.

La cumbia en Monterrey no sólo está vinculada al movimiento cholombiano. Desde su llegada fue adoptada con naturalidad por parte de los intérpretes de música norteña. Y en los años ochenta fue parte indispensable de la grupera. Ésta, más que un género, era una etiqueta que agrupaba a una enorme diversidad de estilos y bandas que mezclaban norteña, balada, cumbia y pop. En esta playlist incluyo ejemplos de Tropical Panamá, Pegasso, y Bronco, pero se trata de un universo enorme que merece atención en sí. En los años noventa, la cumbia fue infaltable también entre los músicos de norteña y tejana, y acá lo ejemplifico con temas de Pesado y Límite.

Con la cumbia como parte esencial de la cultura musical de Monterrey, era inevitable que el género traspasara fronteras y apareciera en el sonido de bandas de rock, hip-hop y electrónica. Es destacable, sobre todo, su presencia en la música de El Gran Silencio y Control Machete, o en DJ’s y productores como Toy Selectah, Randy Salazar Jr y 3Ball Mty. Por último, es importante destacar el consumo de cumbia villera argentina en la ciudad, sobre todo entre los jóvenes integrantes de las hinchadas de los clubes de futbol. Con ello surgieron bandas originales de este género, como TuFazo y Atrako Guachín.

La siguiente playlist es apenas un acercamiento al enorme universo de la cumbia en Monterrey. En su mayor parte está dedicada al estilo colombiano, pero, como ya mencioné, incluyó también algunos ejemplos de grupera, norteña y músicos del ámbito del rock y la electrónica.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.